Sharp dejará de producir televisores

Por otro trimestre de perdidas deja EU y vende a chinos su planta en México.
Sharp registró una pérdida de 33 mil 980 millones de yenes (274 mdd) hasta finales de junio.
Sharp registró una pérdida de 33 mil 980 millones de yenes (274 mdd) hasta finales de junio. (Especial)

Tokio

Sharp dijo que dejará de producir y vender televisores en América del Norte y que venderá su unidad clave en México ya que el fabricante japonés de electrónicos reportó otro trimestre más con pérdidas.

El viernes, Sharp venderá su planta en México a Hisense, un fabricante chino de productos electrónicos, por 23 millones 700 mil dólares (mdd). Bajo el acuerdo, el grupo japonés licenciará sus marcas para los televisores con pantalla de cristal líquido que vende la compañía china.

Sharp registró una pérdida de 33 mil 980 millones de yenes (274 mdd) hasta finales de junio, frente a la pérdida de mil 790 millones de yenes del año anterior.

Llegó a una pérdida operativa de 28 mil 760 millones de yenes después de tener una utilidad de 4 mil 670 millones de yenes del año anterior, mientras que los ingresos cayeron 0.2 por ciento para llegar a 618 mil millones de yenes.

En mayo, el también fabricante de pantallas para Apple dio a conocer un paquete global de rescate de 200 mil millones de yenes de los bancos y fondos de inversión nacionales después de reportar una pérdida neta de mil 900 mdd para el año fiscal que terminó en marzo, su tercera gran pérdida en cuatro años.

Las pérdidas se dieron porque el negocio de pantallas de smartphones de Sharp batalló con la caída en los precios y el aumento de rivales asiáticos más baratos.

Como parte de los esfuerzos de reestructuración, la compañía recortó 10 por ciento de su plantilla laboral mundial, incluyendo 3,500 empleos en Japón, y vendió su sede central en el oeste del país. El año pasado, vendió su planta de televisores en Polonia.

Al anunciar su salida del mercado de televisores en Norteamérica, Sharp dijo el viernes que “no pudo adaptarse completamente a la intensificación de la competencia en el mercado y sufre de un mal desempeño en las ganancias”.

Para el año completo hasta marzo de 2016, Sharp proyecta una utilidad de operación de 80 mil millones de yenes sobre un crecimiento en los ingresos de 0.5 por ciento para llegar a 2.8 billones (millones de millones) de yenes. No dio a conocer el pronóstico de utlidad neta, dijo que todavía calcula sus cargos de reestructuración.