Industriales “dejan de lado” los negocios en Semana Santa

Mario Lozoya Díaz, vicepresidente nacional de delegaciones de la Canacintra, Agustín Arellano, presidente del CLIP y Roberto Muñoz de Coparmex comparten la forma en que viven los días Santos.
Para los empresarios la fe y las creencias de cualquier religión, son importantes en cada persona.
Para los empresarios la fe y las creencias de cualquier religión, son importantes en cada persona. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Ante la v íspera de los días Santos y el significado que actualmente tiene, líderes del sector privado hablan sobre sus creencias religiosas y cómo influyen en su actividad diaria.

Para los empresarios la fe y las creencias de cualquier religión son importantes en cada persona, así como el mantener viva la esperanza para buscar cada vez ser mejores.

Los organismos empresariales integrados, continúan con la tradición y otorgan a sus empleados el jueves y viernes Santos, así como el sábado de Gloria.

Mario Lozoya Díaz Vélez, empresario y vicepresidente nacional de delegaciones de la Cámara Nacional de la Industria y Transformación (Canacintra), Agustín Arellano Saucedo presidente del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP) y Roberto Muñoz del Río, presidente de la Confederación Patronal Mexicana (Coparmex) Laguna, comparten la forma en que viven los días Santos, sus creencias y la importancia que tiene la religión para el sector en donde se desenvuelven.

Para cada persona la Semana Santa tiene un significado diferente, hay quien lo toma en el sentido religioso y hay quien lo toma en un momento de descanso o esparcimiento.

Sin embargo para el sector industrial, en ambos sentidos representa por tradición otorgar los tres días a los trabajadores: jueves y viernes Santos y sábado de Gloria, manifestó Lozoya Díaz Vélez.

Aunque el dar estos días de descanso a los trabajadores de los diferentes niveles no está considerada en la Ley del Trabajo, la industria es uno de los sectores productivos que continúa con la tradición, no así el sector comercial, ya que en estas fechas se incrementa su actividad.

El empresario lagunero es de creencia católica y en estos días, prefiere estar en su casa, con la familia y evitar salir a un destino turístico a vacacionar.

En cuestión de Fe, dijo que cada quien la vive de manera diferente, sin embargo al igual que los valores es importante mantenerla viva.

“Siempre hay que tener fe en algo independientemente de la religión que se profese, nos marca un camino en la vida a seguir y es importante para todo ser humano y no andar desvariando en otras cosas. Es importante independientemente de cómo la viva cada quien”, externó.

Las reuniones familiares, la visita a los templos, la participación en la iglesia son algunas de las acciones que acostumbra hacer durante los días Santos el presidente del CLIP, quien recordó que cuando era niño, no solamente se reconocía al Vía Crucis del Cristo de las Noas, sino que en todas las iglesias y colonias se hacían diferentes actividades en torno a este momento tan trascendental para la religión católica.

En esa etapa de su vida participaba porque había tiempo para ello, pero actualmente es complicado permanecer en alguno de estas actividades, pues sus obligaciones se lo impiden.

Para Arellano Saucedo como católico, este periodo de tiempo que se vive por la iglesia, es un momento para meditar y buscar ser mejores en todos los sentidos.

También señaló como importante, que en estas fechas las personas hagan un alto en el camino y vuelvan a valorar a la familia como la célula de la sociedad.

“Ahorita la familia es una mujer con un niño o la mujer es la jefa de la casa, ya no es como se veía antes, es una familia disfuncional ahora, en donde nada más esta la mamá aunado a que hay muchos divorcios”.

Pues es en el seno familiar en donde se fortalece la educación, los valores y con ello las creencias en Dios.