Sector aeroportuario reportó los mejores resultados en la BMV

Al cierre del cuarto trimestre de 2013, el sector aeroportuario obtuvo los mejores resultados. En contraste, los sectores minero y siderúrgico mostraron un desempeño más débil.
Aeropuerto Internacional del Norte
Aeropuerto Internacional del Norte (Agustín Martínez)

Ciudad de Mèxico

La publicación de resultados financieros de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) correspondientes al cuarto trimestre de 2013 concluyó este viernes. En balance, las emisoras que tuvieron un mejor desempeño en ingresos y en la parte operativa fueron las relacionadas con el sector aeroportuario.

De manera más moderada, pero con resultados positivos, estuvieron las empresas de alimentos y bebidas, de consumo y las del sector de telecomunicaciones. En contraste, las compañías que registraron un desempeño más débil fueron las relacionadas con el sector minero, las químicas e industriales, y las de construcción.

En promedio, los grupos aeroportuarios registraron un crecimiento de 8.3 por ciento en ingresos y de 8.8 por ciento en el flujo operativo (Ebitda, por sus siglas en inglés), en comparación con el cuarto trimestre de 2012. Los resultados de estas compañías estuvieron favorecidos, principalmente, por un mayor tráfico de pasajeros en las terminales que operan las compañías, lo cual contrarrestó el incremento en costos y gastos.

Por su parte, las emisoras relacionadas con el sector de alimentos y bebidas mostraron un incremento promedio en ventas de 6.9 por ciento y de 3 por ciento en el flujo operativo. Los resultados reflejaron menores volúmenes, así como el impacto por el tipo de cambio, mientras que el flujo operativo mostró el beneficio de las sinergias, así como menores gastos generales.

El sector de consumo mostró resultados mixtos. En promedio, las ventas de las compañías crecieron 4.2 por ciento y el Ebitda 1.1 por ciento. Sin embargo, el comportamiento de las empresas no fue homogéneo, pues aquellas relacionadas con el consumo básico mostraron escasos crecimientos, impactadas por la debilidad del consumo en México, mientras que las de consumo discrecional tuvieron un mejor desempeño.

En tanto, el sector de telecomunicaciones mostró un crecimiento promedio en ingresos de 3.6 por ciento y de 1.7 por ciento en el flujo operativo. Los ingresos de las compañías estuvieron favorecidos por mayores clientes, así como a un incremento en los servicios de paga.

Las empresas relacionadas con los sectores minero y siderúrgico mostraron una caída promedio de 4.4 por ciento en ventas, impactadas, principalmente, por menores precios de los metales, así como por débiles volúmenes. Mientras que el flujo operativo cayó 31 por ciento, reflejo de mayores costos y gastos.

Las empresas químicas e industriales mostraron un crecimiento marginal de 2.1 por ciento en promedio en ventas y una caída de 10.2 por ciento en el flujo operativo. Los resultados de las compañías reflejaron la presión en precios en los principales mercados, así como mayores costos y gastos.

Por último, las empresas del sector de la construcción, infraestructura y energía mostraron resultados mixtos. Particularmente, las compañías relacionadas con la construcción siguieron reflejando la debilidad que ha presentado la industria en México; sin embargo, algunas regiones donde operan las compañías el resultado fue más favorable y esto apoyó los resultados. En promedio, las ventas se incrementaron 8.4 por ciento.