Ahorre 30% en el recibo de luz y evite accidentes

Cambiar los focos incandescentes por LED, revisar que no haya fugas en la instalación eléctrica son algunas medidas,  explica el director general de Schneider Electric México, Enrique González Haas.
Enrique González Haas, director general de Schneider Electric México
Enrique González Haas, director general de Schneider Electric México (Cortesía )
Schneider Electric México tiene 8 mil empleados en el país.

Ciudad de México

En México, cada 48 horas muere una persona electrocutada en su casa. Estudios de la  Federación de Colegios de Ingenieros Mecánicos, Electricistas, Electrónicos y de Ramas Afines indican que, en nueve de cada diez hogares del país la instalación eléctrica es obsoleta, lo cual eleva la probabilidad de un corto circuito.

Las acciones encaminadas a prevenir estos accidentes están relacionadas con la “administración inteligente de la energía”, la cual permite reducir hasta 30 por ciento la facturación del recibo de la luz. A partir de este concepto se generó un segmento de mercado por cual compiten varias compañías, entre ellas Schneider Electric

Esta empresa de origen francés, con representación en México, tiene una participación de 26 por ciento en el mercado nacional. Se dedica a innovar equipos y desarrollar soluciones para instalaciones eléctricas de todo tipo de inmuebles.   

El director general de la empresa, Enrique González Haas, platicó a MILENIO que el Tratado de Libre Comercio (TLC), de 1994, entre México, Estados Unidos y Canadá fue estratégico para el crecimiento de la empresa en el país.

A partir de dicha apertura comercial, la empresa ha mostrado una curva de crecimiento que permite pensar en que Schneider Electric México será relevante en los números globales de la compañía.  

-Empresas del sector eléctrico están esperando oportunidades de inversión en México, a pesar de las limitantes ¿qué resultados ha entregado para que le permitan seguir en la dirección?               

- He tenido la fortuna de ser el primer mexicano en dirigir la empresa. Habíamos tenido extranjeros, en mi gestión hemos crecido tanto en el mercado local, como en el de exportación. Además yo siempre he ido por lo difícil, en lo fácil hay mucha competencia.

Si miramos atrás, en 1994 cuando se estaba firmando el TLC nuestras exportaciones y localidades eran muy pequeñitas. Unos años después, tenemos 12 plantas en la República Mexicana, 300 puntos de venta, más de 80 distribuidores e integradores de sistemas.

Invertimos en la construcción de un centro de diseño en Monterrey, acabamos de inaugurar el Parque de la Innovación Tecnológica donde trabajan 300 ingenieros mexicanos.

El ingeniero explica que como este centro, la compañía tiene otros cuatro en el mundo.

México, continúa,  es un activo importante para Schneider. Ahora sabemos que el país tiene que crecer. Estamos seguros de que las decisiones detonarán inversiones para  México se posicione como un país en desarrollo y nosotros queremos ser parte de esa transición.

Ahorro y desarrollo

-Habíamos escuchado hablar sobre la administración de las finanzas personales, de los recursos naturales, pero no de la energía, ¿qué es?

-Cuando la energía eléctrica empezó, a inicios del siglo XX, el petróleo era muy barato; ahora los barriles están cerca de los 100 dólares lo cual encarece el costo energético. ¿Y eso qué indica?, que debemos hacer un uso más racional  de la energía eléctrica que consumimos.

Adicionalmente, nosotros sabemos que el uso de la energía trae consigo un impacto ecológico. Seguramente hemos oído hablar del calentamiento global

Desde el nuevo milenio somos conscientes de que el uso de la energía debe ser eficiente; por lo tanto nosotros los usuarios, los productores  y las empresas que nos dedicamos a ser el enlace entre los productores de energía y los consumidores tenemos la responsabilidad de crear soluciones y productos para este fin.

-Con el uso adecuado de las instalaciones eléctricas y de la energía, ¿cuánto puede ahorrar el consumidor en facturación?

-Hasta un 30 por ciento y se pueden aplicar medidas muy sencillas, desde checar fugas hasta cambiar los focos. Primero, apaguen todos los aparatos, si el medidor sigue circulando quiere decir que hay una fuga. Después sigue el cambio de focos. Estamos llegando a la tecnología LED que consume el seis por ciento de una lámpara incandescente. Tal vez estos focos son más caros, pero a largo plazo baja la facturación.

-Una empresa del sector eléctrico ¿cómo empuja el desarrollo para el país?

-Continuamente analizamos si tenemos oportunidad de transferir nuevas líneas de producción a México; buscamos cómo expandir nuestras localidades, ahora tenemos la ambición de expandir nuestra plantilla laboral a 10 mil en los próximos años. Actualmente somos ocho mil empleados en todo el país.

Queremos crecer de una manera más acelerada en el mercado nacional y de exportación, así estaríamos dando los primeros pasos para ser un contribuyente más sólido en las ventas de Schneider para todo el mundo.