Santander, con débil crédito al consumo

Debido al bajo crecimiento económico, la política para otorgar financiamiento es más conservadora, señala Martínez Gavica
Marcos Martínez Gavica, presidente y director general de Santander México.
Para el director de Santander la calidad de la cartera es prioridad. (Mónica González )

Ciudad de México

Al término del tercer trimestre de 2013, Grupo Financiero Santander registró un crecimiento de 7 por ciento en su cartera de crédito al consumo, cifra que se encuentra casi a la mitad respecto al avance que presenta el sistema en su conjunto.

En conferencia de prensa, Marcos Martínez Gavica, presidente ejecutivo del grupo de origen español, explicó que este resultado es producto de una política más conservadora de Santander al otorgar financiamiento, debido al bajo crecimiento económico que ha registrando el país.

Detalló que a septiembre la institución cerró en 28 mil 721 millones de pesos su cartera de consumo —tarjetas de crédito y financiamientos de nómina y personales—, un avance de solo 7.2 por ciento respecto a los 26 mil 786 millones de mismo mes de 2012.

La prudencia al financiar el consumo es para mantener el buen estado de la cartera, por ello se enfocan en tener el riesgo del crédito bien cubierto.

“Cuidar la calidad de la cartera implica correr menos riesgos y ser más conservador; algo que siempre va primero es la calidad de la cartera y tener el riesgo de crédito bien cubierto”, dijo Martínez Gavica al explicar los resultados de Santander.

Si bien aceptó que este crecimiento es bajo respecto a los niveles que está mostrando en este rubro todo el sistema financiero, principalmente en lo que tiene que ver en créditos de nómina y personales, el banquero aseguró que el portafolio de consumo de Santander se recuperará cuando lo economía nacional así lo haga.

En este sentido, aseguró que confía en que las reformas estructurales que ha planteado el gobierno contribuirán a la recuperación económica, y estimó que en el mediano y largo plazo tienen la capacidad para aportar entre 1.0 y 1.5 puntos porcentuales adicionales al producto interno bruto y a la vez impulsar el sistema financiero.

“Aunque este año el crecimiento ha sido mucho más modesto de lo que esperábamos, no hay una razón estructural que impida que haya sido solo un bache, para que el año próximo haya una recuperación”, afirmó.

Las reformas que impulsa el gobierno tendrán un impacto en varios sectores económicos del país, entre ellos en el financiero, telecomunicaciones, energético y fiscal, por lo que el banco está preparado para captar parte del crecimiento y aumentar su participación en el sistema bancario.

Según Rodrigo Brand, director general adjunto de Relaciones Institucionales de Santander México, de las reformas, la energética es la que tendrá un beneficio mucho más importante en lo que se refiere a inversión.

En cuanto a los resultados trimestrales de Santander, Gavica señaló que registraron una ganancia de 5 mil 882 millones de pesos, lo que representa 11 por ciento obtenido por el grupo español entre todas sus filiales, con lo que es el tercer mercado más importante, junto con el de Estados Unidos.

“Somos una unidad muy importante para Santander, nuestro grupo tiene un grado de diversificación que lo protege muchísimo de los ciclos económicos de las distintas regiones”, concluyó el directivo.