ENTREVISTA | POR LUIS CARLOS VALDÉS DE LEÓN

Sandra Casillas Bolaños Catedrática e investigadora

Con un interés muy particular por el desarrollo tecnológico, desde el Laboratorio de Física del Tec Laguna ha logrado también inculcar en sus estudiantes el interés por la investigación en el campo de la energía.

“Hay que apoyar la innovación para la generación de energía”

Sandra Casillas Bolaños, catedrática investigadora.
Sandra Casillas Bolaños, catedrática investigadora. (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

Con más de 20 proyectos patentados y publicaciones traducidas en idiomas tan diversos como el inglés, francés o italiano.

Así como el que recientemente su trabajo de tinta superconductora de calor también fue traducido al ucraniano, da una idea del alcance de las investigaciones de esta lagunera y del reconocimiento que a nivel internacional se da a su trabajo enfocado a la innovación en la generación de energías de manera sustentable que comparte a sus alumnos.

Desde el Laboratorio de Física del Instituto Tecnológico de La Laguna, Sandra Casillas Bolaños, no cesa en su afán de que al igual que el calor y la electricidad puedan conducirse por pinturas fotovoltaicas.

A través de ella el conocimiento y el amor por la investigación y el desarrollo tecnológico puedan trasmitirse generación tras generación en este mundo que busca día con día aprovechar los recursos que tiene para generar la energía que requiere.

"Mi actividad principal es la docencia, el crecer como empresa lleva tiempo colocarse en el mercado con los productos fotovoltaicos. No dejaré la docencia y la escuela porque me gusta mucho impulsar a los muchachos a crear proyectos y hacer patentes y los educamos para ganar".

Esto es parte del movimiento de energía mundial, cuyos aspectos serán expuestos en el Primer Symposium "Realidad Energética 2005", el 18 y 19 de noviembre en el Centro Cultural de Ciudad Universitaria de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC) Unidad Torreón.

¿Por qué tener la idea de innovar con este tipo de tecnologías?

Hay muchos elementos que nos permiten generar energía fotovoltaica y nosotros nos hemos abocado a hacer de silicio y no es la única salida.

Siento que el grafeno es la siguiente puerta, el silicio nos da un 25 por ciento de efi ciencia, mientras que el pronóstico del grafeno es de 60 por ciento de eficiencia para pintura fotovoltaica, la película, en general, todo lo que se pueda imaginar.

El grafeno está muy peleado a nivel mundial porque es un material que sirve para las pantallas touch y además se utiliza como filtro para desalinizar agua de mar.

Nosotros desarrollamos una patente del grafeno que es por lo que podemos producirlo, por lo que tenemos nuestra técnica y se puede vender este material. Empecé sólo de docente pero me veía muy limitada para mandar a mis equipos que ganaban competencias científicas en el extranjero.

Entonces tomé la decisión de generar un material que se venda bien, que no haya mucho en el planeta y el grafeno fue la solución.

Hice una compañía con mis hijas, he desarrollado cerca de 20 patentes en 10 años, ahora me invitaron a representar a México en el extranjero por parte del IMPI y fue aprobada por la COP21 (Conferencia sobre el Cambio Climático en París, Francia), del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, del 3 al 11 de diciembre, juntando a inventores del mundo para proponer soluciones al cambio climático.

¿Qué utilidad tiene el grafeno en la generación de energía?

Mandamos información de los usos del grafeno para hacer películas que se peguen a las ventanas para ser fotoceldas más pequeñas y más potentes.

Para hacer pinturas, ya que tiene la cualidad de que conduce la electricidad pero no el calor y esta es una súper ventaja en donde vivimos.

Por lo que estamos proponiendo el uso de esta tecnologías, esperamos que podamos impactar. Yo aquí puedo ganar concurso tras concurso y nadie nos hace caso con los muchachos, pero a nivel internacional no, porque el mundo estará viendo a París para el cambio climático.

Se valora más a nivel internacional que local este tipo de innovaciones, son mentalidades más abiertas, saben que a la larga con el uso del grafeno se va a ayudar al planeta, no vamos a tener emisiones de dióxido de carbono ni a coadyuvar al cambio climático, afectando a especies de animales que están desapareciendo.

Y es por la actividad que nosotros como seres humanos estamos realizando, pero si esta energía la podemos obtener del astro rey que todos los días sale, hay que aprovecharlo y el grafeno es la solución que vamos a proponer nosotros a la COP21.

¿Cuáles son los clientes que le compran el grafeno?

Hay clientes que se encuentran en la Comarca Lagunera pero también hay clientes en el extranjero.

Somos muy pequeños, somos pyme, de hecho damos servicio de asesoría para que las empresas hagan patentes, porque ya se volvió como nuestra especialidad el teclear patentes o modelos de utilidad.

También ayudamos a las compañías para que presenten modelos de proyectos de innovación, ya que esto ayuda mucho porque deja derrama económica a la región, hacemos proyectos de energía fotovoltaica pero nuestro fuerte es la venta del grafeno.

¿Cómo percibe el arraigo de las empresas laguneras por implementar herramientas de generación de energía en sus procesos?

Ya se han dado cuenta de que es prioritario, ya saben que esto no es una opción, ya es prioritario hacerlo pues saben que existe recompensa a la larga, económica pero más que nada ética.

Sabemos bien que no debemos afectar al ecosistema y lo hacemos, repercute también en la moral del personal, que sí sabemos que somos una empresa que no contamina, que cuidamos el ambiente, eso repercute en todos los aspectos.

Llegarán más apoyos, me ayudarán a ser más verde y mundialmente será mejor vista.

"Hice una compañía con mis hijas, he desarrollado cerca de 20 patentes en 10 años, ahora me invitaron a representar a México en el extranjero por parte del IMPI y fue aprobada por la COP21".

Cuando se tienen certificaciones de este tipo en el planeta, en general tus productos son mejor recibidos y nosotros nos estamos enfocando a lo local cuando deberíamos siempre expandir la mente de las personas.

Incluso si se demuestra que los procesos de la empresa son ecológicos, se abren más fácil las puertas a la exportación, este certificado lo otorga la Secretaría del Medio Ambiente.

¿Qué tan fácil es posicionarse como empresa con los productos fotovoltaicos?

Hay varios programas gubernamentales para el desarrollo de estos productos.

Mi actividad principal es la docencia, el crecer como empresa lleva tiempo colocarse en el mercado con los productos fotovoltaicos, pero el hecho de que reconozcan tus productos, tus trabajos, desde la COP21 es muy importante, es cómo vamos a despegar como empresa y como investigadora.

No dejaré la docencia y la escuela porque me gusta mucho impulsar a los muchachos a crear proyectos y hacer patentes y los educamos para ganar.

No es común, no toda la gente tiene esa facilidad, gracias a Dios esto me lo dio él, hago campeones, lo importante es generar a un científico, de nada me sirve hacer 50 patentes si no les enseño cómo hacerlo.

Como profesor uno no debe quedarse con nada, para que los estudiantes puedan destacar.