Salamanca ahora se llama 'Salamazda'

La competitivad de Guanajuato atrajo a los empresarios asiáticos para invertir en la industria automotriz. Ayer, Mazda inició sus operaciones en Salamanca.
La planta generará 4 mil 600 empleos.
La planta generará 4 mil 600 empleos. (Especial)

Salamanca, Gto.

Kon'nichiwa Mazda. El automóvil comenzó a rodar a principios de enero, pero es hasta ahora que la agenda de los presidentes coincidió para develar la placa conmemorativa.

Kon'nichiwa significa hola. Kyōsō-ryoku se traduce como competitividad del japonés al español. Esa es la característica que atrajo a los asiáticos para invertir 770 millones de dólares en Guanajuato.

La llegada del presidente Enrique Peña Nieto se retrasó y el acto protocolario empezó casi una hora más allá de la cita acordada. Seis horas antes los anillos de seguridad ya estaban activados. A un kilómetro de distancia los retenes para cuidar al mandatario, pero también para repeler alguna "incómoda" manifestación.

El toque japonés brillaba desde la recepción, que no fue directamente a la planta, sino a una nave industrial con sillones tipo lounge y un mobiliario a la altura dispuestos en un orden matemático. Desde ahí todos los invitados serían transportados en camiones ejecutivos. Ahí también sería el proceso de acreditación y el préstamo gratuito de los gadgets para la traducción simultánea. En depósito sólo requerían una identificación. La mesa pronto se llenó de licencias con pictogramas e IFE's desgastadas.

Desde la plataforma de prensa compartían espacio los medios nacionales con diarios nipones. Asahi, Yomiuri, Mainichi y Nikkei, entre otros, acreditaron representantes.

Ya en la marcha de los discursos el gobernador Miguel Márquez Márquez recordó que se cumplen cuatro siglos desde la primer misión diplomática de negocios que emprendió el país del sol naciente en México. Y también se apuntó en tono de broma el rebautizo del municipio echando mano de "Caminos de Guanajuato" de José Alfredo Jiménez. "No pases por Salamanca que ahí me hiere el recuerdo" citó... "...pero yo diría sí pasen por Salamanca... que nos estamos quedando en Salamanca y Mazda vino para quedarse. Ya no es Salamanca, ya es Salamazda", sentenció, provocando risas y tuits.

Los discursos siguieron en japonés y en español, pero lo que más aplausos motivó fue el compromiso del presidente a no proponer más impuestos en lo que resta de su administración.

Tras un recorrido por la planta en compañía de los directivos, el presidente aún se dio tiempo para manejar el Mazda 3, el mismo que quedó autografiado por quienes inauguraron la planta. Fue un hecho histórico, no todos los días abre una planta automotriz que dará unos 4,600 empleos, ni se atestigua el rebautizo de un municipio. "Bienvenidos a Salamazda".