Finanzas públicas, en línea con lo aprobado para 2015: SHCP

Los resultados de las finanzas públicas alcanzados al término del cuatrimestre del año muestran una trayectoria decreciente del déficit, dijo Hacienda.
La Secretaría de Hacienda.
La Secretaría de Hacienda. (Jesús Quintanar)

Ciudad de México

Los resultados de las finanzas públicas alcanzados al término del cuatrimestre del año muestran una trayectoria decreciente del déficit, con el objetivo de alcanzar en 2017 el balance presupuestal, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia federal expuso que las finanzas públicas al cierre del periodo enero-abril se encuentran en línea con lo aprobado en el paquete económico para 2015 y del ajuste preventivo de gasto anunciado en enero pasado.

Lo anterior, con base en los resultados preliminares sobre la situación financiera y de deuda del sector público a abril de 2015, que dio a conocer este 29 de mayo, en cumplimiento con el marco legal en materia de transparencia y rendición de cuentas.

Reporta que en el primer cuatrimestre del año, los ingresos presupuestarios sumaron un billón 417.3 mil millones de pesos, monto 4.9 por ciento mayor en términos reales a lo reportado en el mismo periodo de 2014.

El incremento fue resultado de un mejor desempeño en los ingresos no petroleros, que crecieron 26.5 por ciento, y una reducción de los ingresos petroleros, que cayeron 43.7 por ciento en los primeros cuatro meses del presente año.

En lo que respecta a los ingresos derivados de los impuestos, las nuevas disposiciones y medidas de administración tributaria adoptadas como resultado de la reforma hacendaria generaron una mayor recaudación no petrolera.

Así, en el periodo enero-abril se observó un incremento de 28.9 por ciento real anual en este rubro, apoyado en mayores ingresos por los conceptos de Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) que creció 341.5 por ciento; Impuesto Sobre la Renta cuyo monto fue superior en 24.7 por ciento, e Impuesto a las importaciones que se elevó 22.1 por ciento.

La dependencia refirió que el dinamismo de estos ingresos responde, en parte, a medidas con efectos de una sola vez, como la eliminación del régimen de consolidación fiscal y las mejoras administrativas en el proceso de retención del ISR a los empleados públicos, lo que implica que una parte de los recursos son de naturaleza no recurrente.

Por su parte, menciona la Secretaría de Hacienda, los ingresos no tributarios del gobierno federal también mostraron un mejor desempeño, elevándose 87.1 por ciento real anual en el primer cuatrimestre del año, al alcanzar una cifra total de 113.2 mil millones de pesos.

Éstos incluyen, entre otros, los aprovechamientos derivados del remanente de operación del Banco de México por 31.4 mil millones de pesos, así como el producto de la concesión para crear una cadena de televisión con cobertura nacional por 1.8 mil millones de pesos.

Por el contrario, los ingresos petroleros tuvieron un importante retroceso en el periodo de referencia debido, principalmente a menor precio promedio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo (46.9 dólares por barril contra 92.3 dólares en el mismo periodo de 2014).

Además, por menor producción de petróleo (una baja de 7.4 por ciento anual); menor precio del gas natural (28.4 por ciento anual menos).

Precisa que estos efectos se compensaron en parte con la mayor producción de gas natural (25 por ciento) y la depreciación del tipo de cambio.

En cuanto al gasto público, informa que en abril de 2015 ascendió a 357.2 mil millones de pesos, 1.7 por ciento mayor en términos reales respecto al del año previo, crecimiento que se debió, principalmente a mayores participaciones a las entidades federativas, que aumentaron 18.2 por ciento real anual.

En línea con el ajuste preventivo al gasto público anunciado, el gasto de operación se redujo 6.7 por ciento y el gasto de las dependencias del gobierno federal disminuyó 5.5 por ciento.

Durante el primer cuatrimestre del año, el gasto neto pagado fue de un billón 544.9 mil millones de pesos, monto 9.9 por ciento mayor en términos reales al ejercido en el mismo lapso de 2014, pero menor al incremento observado durante los primeros tres meses del año, de 12.6 por ciento.

Por su parte, el gasto programable creció 9.1 por ciento real anual en el periodo enero-abril de 2015. En particular, destacan los incrementos anuales en términos reales de 5.7 por ciento en el gasto de inversión física.

Asimismo, los aumentos de 18.4 por ciento en el gasto en subsidios, transferencias y aportaciones corrientes, y de 1.9 por ciento en los recursos canalizados a las entidades federativas y municipios a través de participaciones, aportaciones y otras transferencias.

La SHCP resalta que el gasto en servicios personales se redujo 3.7 por ciento real anual, con lo cual fue posible impulsar el fortalecimiento de las áreas claves de la economía y prestar servicios básicos a la población.

Como resultado del comportamiento observado tanto en los ingresos como en el gasto, durante el primer cuatrimestre del año el balance del sector público fue de un déficit de 121.6 mil millones de pesos, que se compara con el déficit de 37.2 mil millones generado en igual lapso de 2014.

Ello se explica principalmente por dos fenómenos temporales que se compensarán en el año: las aportaciones a los fondos de estabilización durante el mes de enero por 26.4 mil millones de pesos y el menor nivel de los ingresos petroleros que no incluyen todavía los beneficios de las coberturas, los cuales se recibirán en diciembre.

Al excluir la inversión productiva, se observó un superávit de 54.5 mil millones de pesos, y asegura que los resultados obtenidos por estas variables son congruentes con las metas aprobadas para el ejercicio fiscal de 2015.

En tanto, al cierre del primer cuatrimestre de 2015, el monto de la deuda neta del Sector Público Federal, que incluye la deuda neta del gobierno federal, la de las Empresas Productivas del Estado y la de la Banca de Desarrollo, se ubicó en siete billones 163.3 mil millones de pesos (470.6 mil millones de dólares).

La dependencia federal precisó que 66.3 por ciento correspondió a la deuda interna y el 33.7 por ciento restante a la externa, combinación que reduce la exposición de México a riesgos cambiarios.

El saldo de la deuda interna neta del Sector Público Federal se ubicó en cuatro billones 749.9 mil millones de pesos, monto inferior en 54.4 mil millones al observado al cierre de 2014.

En el ámbito de deuda pública externa, ésta aumentó 12.9 mil millones de dólares respecto al cierre de 2014, al ubicarse en 158.5 mil millones de dólares.

Finalmente, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) ascendieron a 152.8 mil millones de pesos, con lo cual la deuda considerada en un sentido amplio, contabilizada en el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, se elevó en 241.4 mil millones de pesos respecto a su nivel de diciembre de 2014, al ascender a siete billones 687.5 mil millones de pesos.

La Secretaría de Hacienda expone que continuará con la información periódica sobre la evolución de las finanzas públicas, para cumplir con los criterios de transparencia, rendición de cuentas y acceso a la información.