El SAT respetará amparos contra reforma hacendaria

El jefe de este organismo, Aristóteles Núñez aseguró que los ingresos de quienes ganan menos de 62 mil pesos estarán intactos; no pagarán ISR.  
Aristóteles Núñez, jefe del SAT.
Aristóteles Núñez, jefe del SAT. (Notimex)

Ciudad de México

La reforma hacendaria aprobada por el Congreso de la Unión cumple con los principios constitucionales y no afecta a las clases medias, afirmó el Jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez Sánchez.

La autoridad fiscal respetará el derecho de quienes quieran interponer amparos contra la reforma hacendaria aprobada. "Seremos muy respetuosos de que, quien hoy se sienta afectado en el ejercicio de sus garantías individuales pueda hacer valer en este y en todos los casos el ejercicio de la defensa de sus derechos, estaremos atentos", añadió en rueda de prensa posterior.

El titular del organismo fiscalizador consideró que se generó desinformación sobre la reforma hacendaria propuesta por el Ejecutivo, y hay muchos mitos sobre las disposiciones fiscales aprobado por el Congreso de la Unión.

Menos del 1% de la población gana 62 mil pesos mensuales.

No obstante, añadió, también hay muchas realidades sobre lo aprobado, como que no hay afectación a las clases medias y no hay Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los alimentos, medicamentes, transporte urbanos, ni a la venta, renta o créditos de casa habitación.

A salvo la clase media

Además, no se grava con más Impuesto sobre la Renta (ISR) a quienes tienen ingresos medios en el país, pues los que tendrán que pagar una tasa mayor de este gravamen son los que tienen ingresos mensuales superiores a 62 mil pesos, quienes representan menos de 1.0 por ciento de la población, anotó.

"Todos los demás ven intactos sus ingresos, no van a ser gravados ni con mayor tasa ni con mayores impuestos y, en ese sentido, no hay una afectación a la clase media", sostuvo Núñez Sánchez.

Resaltó que se mantienen las deducciones personales, pero con un tope de 95 mil pesos al año, ya que el 90 por ciento de la población no está aprovechando estos beneficios porque sus ingresos son menores a este límite, pues más del 70 por ciento de la población tiene ingresos menores a seis salarios mínimos al año.

"En ese sentido, el sistema que se ha propuesto en la reforma es un sistema tributario que haga que los que más ingresos tienen y mejor capacidad económica tienen, contribuyan más en beneficio de los que menos tienen", subrayó.

El Jefe del SAT calificó como "un gran avance" la recaudación adicional de 1.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) que aportará la reforma hacendaria, a pesar de que la propuesta original del Ejecutivo calculaba elevar la recaudación en 1.4 por ciento el año próximo.