Nuevo régimen fiscal tiene más beneficios que afectaciones

El titular del Sistema de Administración Tributaria (SAT) a nivel federal, Aristóteles Núñez, indicó que de diciembre de 2013 a la fecha, se han incorporado 600 mil nuevos contribuyentes.
El funcionario impartió una conferencia sobre el tema en Durango capital.
El funcionario impartió una conferencia sobre el tema en Durango capital. (Silvia Ayala)

Durango, Durango

El Régimen de Incorporación Fiscal tiene más beneficios que afectaciones para los contribuyentes de cualquier estatuto o actividad comercial al que se dediquen, pues de diciembre de 2013 a la fecha, la cifra de usuarios aumentó de 3.8 a 4.1 millones, según informó el titular nacional del Sistema de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez.

El funcionario visitó Durango con el fin de dictar una conferencia sobre el tema, a la que acudieron todos los sectores interesados y recalcó en ese sentido que, se tuvo una incorporación de nuevo ingreso de aproximadamente 600 mil nuevos contribuyentes.

Detalló que es falso que el 75% de los pequeños contribuyentes no podrán atender las nuevas disposiciones por falta de infraestructura o desconocimiento de las nuevas reglas fiscales y agregó que es responsabilidad del SAT, informar a quienes se encuentran en este régimen que no requiere de comprar equipo de cómputo o pagar vía Internet.

Agregó que durante este primer año, los nuevos contribuyentes no pagarán ISR, IVA ni IEPS y añadió que sí tienen el beneficio de encontrar mejores oportunidades para poder vender a más clientes al poder realizar la facturación, tema del cual dijo se ayudará a elaborarla.

Sobre el mal servicio que brinda el portal Web del SAT, Núñez Sánchez apuntó que desde el mes de febrero el sistema se encuentra saturado, ante la demanda de usuarios que buscan regularizar su situación hacendaria.

Asimismo remarcó que los ejidatarios y campesinos no deben preocuparse por no poder ingresar al sistema y dijo que para ellos, existe un régimen especial que es el del sector primario, lo que implica que si sus ingresos son menores a 987 mil pesos anuales, no pagarán impuestos.

Finalmente, rechazó que el sistema sea una ventana de riesgo para violar la privacidad de los contribuyentes ante el acceso que se tiene a datos personales de los usuarios, pues el SAT es observador de lo que señalan las disposiciones sobre los límites y alcances del servicio y las instituciones bancarias.