Rutas domésticas, solo para aerolíneas locales

En lugar de la estrategia de liberalización se actualizarán las alianzas que se tiene con otras naciones para aumentar la conectividad internacional: Aeronáutica Civil.
Las empresas nacionales siempre se opusieron a que extranjeras operaran destinos locales.
Las empresas nacionales siempre se opusieron a que extranjeras operaran destinos locales. (AFP)

Mérida

Alexandro Argudín, titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), descartó que en este sexenio se vaya a impulsar una política de cielos abiertos en aviación.

Durante el Foro Nacional de Turismo, el funcionario indicó que en vez de adoptar la estrategia de liberalización se actualizarán las alianzas que se tienen con diversas naciones para aumentar la conectividad.

En septiembre de 2011, el entonces  presidente Felipe Calderón ofreció dejar atrás los prejuicios y trabajar para que aerolíneas internacionales pudieran operar rutas locales  y lograr una mayor conectividad.

En respuesta, las aerolíneas mexicanas criticaron la propuesta presidencial, pero la probabilidad de adoptar ese esquema quedó abierta.

La política de cielos abiertos significa que aerolíneas extranjeras puedan realizar vuelos entre destinos mexicanos, así como liberar los mercados del transporte aéreo entre los países firmantes, además de que se minimiza la intervención gubernamental en los servicios de pasajeros y carga.

Este esquema inició hace 12 años y lo aplican aproximadamente 34 países.

El titular de la DGAC ejemplificó que algunos de los acuerdos bilaterales que han firmado y actualizado en la presente administración son con Italia, Turquía, Qatar, Emiratos Árabes, Portugal y Canadá.

Algunos aspectos que se manejan en estos tratados para incrementar la conectividad están que se permita un mayor número de aerolíneas para que operen las rutas entre México y esas naciones.

Alexandro Argudín mencionó que de esta forma se fomentará el tráfico entre los países, al no haber restricciones en este aspecto.

Por su parte, Antonio Martínez, director de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en México, señaló que el tema de cielos abiertos asusta mucho en la industria porque se piensa que es una apertura indiscriminada, pero lo que se está haciendo es una liberalización ordenada.

El directivo indicó que esta liberalización traerá diversos beneficios para el sector, como nuevos servicios, más competencia, mejores tarifas, crecimiento de la economía nacional y, en consecuencia, aumento en las fuentes de trabajo.

Martínez comentó que Panamá ha sido uno de los países de América Latina que ha abierto sus cielos, pero lo hizo porque su extensión es muy chica y lo que han tratado de hacer es conectarse con todo el mundo.

En su participación, Rubén Martínez, director de estrategia y análisis comparativo de Aeroméxico, señaló que la compañía apoya la estrategia de liberalización.

El directivo indicó que esta cuestión traerá un crecimiento exponencial para la compañía con mayores rutas y más pasajeros.

Claves

Conectividad al aire

-Rubén Martínez afirmó que la conectividad con Europa no tiene problemas, con Estados Unidos es buena, pero Latinoamérica sigue siendo el gran ausente; “lo que tenemos que hacer es promover esa conectividad hacia el sur”.

-Alexandro Argudín señaló que pese a las inversiones que han hechos las empresas para tener más aeronaves, hacen faltan más unidades para aumentar la conectividad.

-El funcionario comentó que la pasada administración de la Secretaría de Turismo  realizó un estudio de conectividad aérea, donde se encontró la posibilidad de abrir 204 rutas, entre nacionales e internacionales.