En precio y calidad crece la competencia en panaderías

El ingenio sale a relucir a la hora de venderlas, ya que las hay para todos los presupuestos y gustos, por lo que centros comerciales así como pastelería crean grandes promociones.
Gran diversidad en la producción de roscas genera promociones ingeniosas.
Gran diversidad en la producción de roscas genera promociones ingeniosas. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

La tradición de la Rosca de Reyes entre los mexicanos, permite que los beneficios económicos se generalicen en la industria panificadora, sean panaderías tradicionales o grandes centros comerciales.

La introducción de distintos ingredientes en su elaboración, así como la comercialización en “combos” con distintos productos y bebidas en varios precios y tamaños, amplían la oferta del mercado de las roscas donde el consumidor es quien tiene la posibilidad de elección.

La competencia es férrea y las estrategias de venta diversas, que se ofrecen desde la panadería más sencilla hasta los centros comerciales y las cadenas pasteleras.

En HEB se promueve la tradición del Día de la Candelaria, ya que quien obtenga el Niño Dios azul le tocan los refrescos, el blanco los tamales y el verde le toca poner la casa.

En un recorrido se pudo comprobar la diversidad de productos que se ofrecen al consumidor, siendo toda una gama gastronómica a la que es difícil resistirse.

En Hipermart independencia, la Rosca de Reyes grande tradicional sin relleno tiene un costo de 140 pesos, en tanto que de tamaño familiar tradicional el valor es de 240 pesos. La rosca rellena de dulce de leche o de chocolate avellana en tamaño familiar su precio es de 240 pesos.

En Walmart, la rosca de tamaño chico cuesta 49 pesos, la mediana a 85, la grande a 139 y la familiar a 269 pesos. En tanto que la Rosca de Reyes rellena cuesta 225 pesos. Todas incluyen un muñequito llamado “Baby Jesús”, de llamativos diseños y colores.

En Pastelería Lety, la tradicional chica tiene un precio de 125, la mediana 165 pesos y la grande 220 pesos. Las roscas rellenas grandes tienen un costo de 295 pesos, en tanto que la envinada chica 145 pesos y la mediana 198 pesos.

En la Panadería Jalisco ubicada sobre la avenida Juárez, la rosca chica cuesta 100 pesos, la mediana 150 pesos. Otras rellenas de cajeta, ate, nuez, pasas y coco, van desde los 200 a 250 pesos.

En tanto que en la Panadería La Espiga de Oro, la chica su precio es de 80 pesos y rellena 120 pesos. Mediana tradicional 130 pesos y rellena 180 pesos. En tamaño grande, la tradicional cuesta 170 pesos y la rellena 260 pesos, mientras que en tamaño familiar, va de 190 pesos hasta 290 si está rellena.

El centro comercial HEB, muestra mayor diversidad en productos y promociones en donde incluso el relleno ya no es suficiente. Con muñecos de distintos colores, se
promueve la tradición del Día de la Candelaria, ya que quien obtenga el Niño Dios azul le tocan los refrescos, el blanco los tamales y el verde le toca poner la casa.

Cada rosca incluye además una corona de cartón para quien se elija como rey. Además hay promociones en que se ofrece gratis refresco y botana.

En esta cadena comercial la rosca tradicional para diez personas cuesta 155 pesos, mientras que para 20 personas 255 pesos. Las rellenas su valor es de 214 pesos para 10 personas, puede ser de chocolate, queso crema, cajeta coronado y frutos rojos. Asimismo, las hay incluso sin azúcar con valor de 106 pesos.