Roche compra a Oryzon medicamento contra cáncer

La firma de medicamentos Roche adquirió los derechos de un medicamento experimental que puede activar genes para bloquear el crecimiento del cáncer.
La venta dará a Roche los derechos para usar la droga experimental ORY-1001 de Oryzon.
La venta dará a Roche los derechos para usar la droga experimental ORY-1001 de Oryzon. (Roche)

Zurich

Roche adquirió los derechos para un medicamento experimental del laboratorio español Oryzon Genomics que puede activar genes para bloquear el crecimiento del cáncer, en tanto la farmacéutica suiza busca mantener su dominio del sector oncológico.

La firma de medicamentos contra el cáncer más grande del mundo pagará a Oryzon, con sede en Barcelona, 21 millones de dólares de inmediato y por objetivos cumplidos a corto plazo, y podría desembolsar más de 500 millones de dólares si la compañía logra otras metas, dijo Roche este lunes.

La venta dará a Roche los derechos para usar la droga experimental ORY-1001 de Oryzon que fue declarada el año pasado medicamento huérfano por reguladores de Salud de la Unión Europea y está actualmente bajo pruebas clínicas iniciales para la leucemia mieloide aguda.

Roche también pagará regalías de dobles dígitos si el medicamento llega al mercado.

La firma con sede en Basilea ha obtenido miles de millones de dólares de las ventas récord de sus medicamentos para el cáncer MabThera, Herceptin y Avastin, que consisten de proteínas complejas derivadas de células vivas.

En el último año, Roche ha obtenido aprobaciones para versiones mejoradas de estos medicamentos. Además, desarrolla otras medicinas experimentales que controlan el sistema inmunodefensivo del cuerpo para que luche contra el cáncer, una área muy enfocada por las compañías farmacéuticas en este momento.

Bajo el acuerdo del lunes, las dos compañías también buscarán desarrollar otros medicamentos similares para el tratamiento del cáncer y enfermedades sanguíneas con el uso de la epigenética, la disciplina sobre los mecanismos que activan y desactivan genes, sin alterar el ADN en sí.