Rio Tinto cambia a camiones sin conductor

La minera angloaustraliana abraza las nuevas tecnologías para reducir los costos y aumentar la seguridad.

Sydney

Rio Tinto desplegó flotas de camiones totalmente automatizadas en dos de sus minas de mineral de hierro en la región de Pilbara en el oeste de Australia, algo que se realiza por primera vez a escala mundial.

La minera angloaustraliana también realiza pruebas de trenes sin conductor y despliega máquinas de perforación autónomas en la región, mientras abraza las nuevas tecnologías para reducir los costos y aumentar la seguridad.

“Nuestra flota autónoma supera el desempeño de la flota con conductores en un promedio de 12 por ciento, principalmente al eliminar los descansos que se requieren, el ausentismo y los cambios de turno”, dijo Andrew Harding, director ejecutivo de mineral de hierro de Rio. “La innovación y la tecnología es vital en nuestros esfuerzos para mejorar la seguridad”.

Los grupos mineros más grandes del mundo recurren a la tecnología para reducir los costos mientras batallan para adaptarse a la caída de los precios de las materias primas, en donde los precios del mineral de hierro cayeron de su punto más alto de 190 dólares en 2011 a 53 dólares en la actualidad, debido a la desaceleración económica en China y al exceso de oferta.

Esto sigue una tendencia similar en una amplia gama de industrias, desde la fabricación de automóviles hasta la computación, donde los robots o la inteligencia artificial desempeñan con mayor frecuencia los papeles que tradicionalmente realizaban seres humanos.

BHP Billiton y Fortescue realizan pruebas y ponen en marcha camiones sin conductor en la región de Pilbara, aunque Rio es el que tiene más avances con su despliegue de tecnología autónoma.

“Sacar a la gente del entorno de la mina es más seguro”, dice la doctora Carla Boehl, profesora de la escuela de minería de la Universidad de Curtin.

“También tiene ventajas en los costos. Puede ser muy caro para las compañías si los empleados sufren accidentes en el lugar de trabajo”, dice, y agrega que “eliminar conductores ahorra descansos, idas al baño y la logística de alimentación de las personas”.

Los camiones automatizados responden a instrucciones del GPS para entregar sus cargas de mineral de hierro las 24 horas del día, los 365 días del año. Tienen una supervisión de forma remota de operadores en el centro de control en Perth, a más de mil kilómetros de distancia de las minas de Yandicoogina y Nammuldi.

Rio tiene 69 camiones automatizados, que representan aproximadamente una quinta parte de su flota total en la región de Pilbara.