Riesgo de "guerra de divisas" por yuan, alerta Videgaray

En otra "jornada negra", el dólar se vendió hasta en 18.13 pesos y el petróleo acanzó los 24.11 dpb; descarta alza generalizada de precios.
“(La devaluación) es una forma de impulsar el desarrollo industrial...”, Luis Videgaray.
“(La devaluación) es una forma de impulsar el desarrollo industrial...”, Luis Videgaray. (Octavio Hoyos)

México

En una nueva jornada negra para el peso y el petróleo mexicanos, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, advirtió sobre el riesgo de que la depreciación del yuan chino inicie un ciclo de devaluaciones competitivas —guerra de divisas—, en las que varias economías intenten desvalorizar su moneda para impedir la pérdida de competitividad.

El banco central chino devaluó el yuan a su nivel más bajo en cinco años, que se ubicó en 6.6 unidades por dólar, acción vista como un signo de debilidad económica de China más profunda de lo anticipado, lo que arrastró a varios mercados internacionales.

En ese contexto, el peso llegó al nivel más bajo de su historia, pues en ventanillas bancarias llegaron a pedir hasta 18.13 por un dólar, en tanto que al mayoreo el tipo de cambio fue de 17.74 pesos por billete verde. Esta situación llevó al Banco de México a subastar 200 millones de dólares adicionales a los que a diario ofrece en el mercado.

Sobre la decisión monetaria de China, Videgaray dijo que "(la devaluación) es una forma de impulsar el desarrollo industrial de aquel país ante la desaceleración de su economía, que desde el punto de vista occidental tiene una enorme incertidumbre de cuál es su verdadera magnitud".

En la 27 Reunión de Cónsules y Embajadores, convocada por la Secretaría de Relaciones Exteriores, el responsable de las finanzas públicas dijo que "al moverse el yuan chino inicia una preocupación en todo el mundo, de estar entrando en una ronda de devaluaciones competitivas".

Dijo que además de las caídas abruptas del mercado chino a inicio de año, ocasionó un descenso en las materias primas que impactó los tipos de cambio de países emergentes.

Videgaray descartó que el reciente encarecimiento del dólar todavía se traduzca en un alza generalizada en los precios al consumidor, al recordar que la inflación de 2015 registró un bajo nivel histórico, de 2.13 por ciento anual en diciembre pasado.

Videgaray refrendó que el gobierno mantendrá su política de no aumentar impuestos, ni adquirir mayor deuda para sostener las finanzas públicas, ante el clima de volatilidad internacional y el desplome de los ingresos petroleros.

Señaló que el gobierno ejerció recortes presupuestales para reducir el déficit, y además el año pasado se estableció, por ley, que los remanentes que obtenga el Banco de México por operaciones cambiarias serán usados para el mismo fin, y de esta forma alcanzar una reducción de 0.5 por ciento del PIB en el déficit.

Dólar a 18.13

El tipo de cambio alcanzó el jueves en sucursales bancarias un máximo histórico de 18.13 pesos por dólar, debido al malestar que sigue provocando la posible desaceleración de la economía china, lo que también llevó a nuevas caídas en las bolsas de valores y en el mercado petrolero.

Después de la turbulencia en los mercados y de que el tipo de cambio Fix aumentara 1 por ciento, cuando llegó a 17.71 pesos por dólar, el Banco de México activó sus dos subastas de dólares con precio mínimo, las cuales colocaron 400 millones de dólares en los mercados, según los lineamientos establecidos en noviembre pasado.

En operaciones al mayoreo, el tipo de cambio se cotizó a la venta en 17.74 pesos por dólar, 23 centavos más caro que el miércoles pasado, y 53 centavos por arriba del nivel de cierre de 2015.

El Índice de Precios y Cotizaciones, principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores, cayó 2.47 por ciento, mientras que en Wall Street el Dow Jones perdió 2.32 por ciento, el S&P 2.37 y el Nasdaq 3.03.

En cuanto al mercado del crudo, el West Texas de Estados Unidos se cotizó en 33.33 dólares por barril, una ligera alza de 0.18 por ciento, pero el Brent del Mar del Norte cayó 1.4 por ciento, al venderse en 33.75 dólares. La mezcla mexicana se ubicó en 24.11 dólares, el nivel más bajo desde noviembre de 2013.

El área de análisis de Banco Base indicó que la desaceleración de China, que parece estarse convirtiendo en una crisis, y el recorte a las expectativas de crecimiento del Banco Mundial han deteriorado el optimismo de los inversionistas de forma acelerada, por lo que la aversión al riesgo elevó la demanda de divisas y activos de refugio, como el yen, el franco suizo y el oro, lo que no sucedió con monedas como la mexicana.

Referente al crudo, la institución financiera estima que los precios de éste seguirán cayendo, debido a la sobreoferta en los mercados internacionales, derivada de un aumento de la producción en Estados Unidos y a la máxima capacidad de miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo para incrementar su participación de mercado, así como a la próxima entrada del crudo iraní a los flujos mundiales, tan pronto como las sanciones internacionales sean levantadas.

Ven crecimiento

Por otra parte, especialistas consultados por Grupo Financiero Banamex aumentaron su previsión de crecimiento para la economía mexicana, de 2.6 por ciento en su estimación previa a 2.7. En 2017, el PIB crecería 3 por ciento.

En cuanto al tipo de cambio, los analistas creen que el peso se debilitará más al cierre del año, quedando en 17.10 unidades por dólar. Y de las tasas de interés, el consenso es que entre este año y el siguiente, el Banxico determinará alzas graduales de 50 puntos base en 2016 y 75 en 2017.