Riesgo de estancamiento se alargará más tiempo

El Banxico prepara el terreno para evitar una salida de capitales una vez que la Fed (en EU) suba el costo del dinero.
El Banxico se anticipa a los ajustes.
El Banxico se anticipa a los ajustes. (René Soto)

México

El riesgo de que el estancamiento de la economía sea más largo está latente, pues así lo dejó entrever el Banco de México (Banxico) al bajar la tasa de referencia en medio punto, aseguraron analistas.

Es decir, el bache en que cayó la actividad económica en el primer trimestre no quedará atrás, por lo que algunos consideraron que la medida también es preventiva; el banco central está preparando el terreno para evitar una salida de capitales una vez que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) empiece a subir el costo del dinero.

Para el economista en jefe de Barclays México, Marco Oviedo, con esta medida se percibe que hay preocupación por la parte económica sin poner en peligro el control de la inflación. "Está el riesgo de que ese bache sea más prolongado de lo que ellos esperaban y ese fue el motivo del recorte", afirmó.

Destacó que se trata de una acción cíclica, pero al final de cuentas tendrán que ajustar la tasa al alza de nuevo. "El hecho de que hayan decidido recortarla me parece que sí creen que ese riesgo de estancamiento en la economía se prolongue más tiempo", advirtió.

En ese sentido, el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento (IDIC), José Luis de la Cruz, afirmó que el siguiente paso en la política monetaria será subir la tasa.

Lo anterior para evitar una fuga de capitales cuando la Reserva Federal de Estados Unidos comience a normalizar las condiciones y eleve el precio del dinero, que actualmente está casi en cero. "El Banco de México está preparando el camino por si la Fed sube las tasas a fin de año.

"Es un margen de maniobra que se está dando para volver a apretar la política monetaria", aseguró.

Destacó que los extranjeros tienen en su poder 150 mil millones de dólares en valores gubernamentales, que representan 10 por ciento del producto interno bruto (PIB), y podrán deshacerse de sus posiciones si ven más atractiva la tasa de los bonos estadunidenses.

José Luis de la Cruz refirió que si bien la acción que tomó la Junta de Gobierno del Banxico busca incentivar la economía; los bancos no van a reducir de manera significativa el costo del dinero que prestan. Por eso insistió en que más bien se actuó para que no se especule en el mercado de dinero cuando la Fed normalice totalmente las condiciones monetarias, es decir retirar el estímulo que inyectó con la compra de bonos y tasas de interés prácticamente en cero para incentivar la deprimida demanda por la recesión.

El viernes pasado, la Junta de Gobierno del Banco de México decidió ajustar en 50 puntos base el fondeo, luego de que el Banco Central Europeo redujo a su nivel mínimo histórico la tasa de interés de la zona euro.

En México, desde octubre del año pasado se mantuvo sin cambios la política monetaria y desde marzo de 2013 no se había hecho un recorte de ese tamaño, es decir, de medio punto. De ahí que el Banxico advirtiera que no se prevé hacer otro en el corto plazo.