Riesgo de amparos por licitación de tv

El verdadero reto del Ifetel es sacar adelante el proceso sin leyes secundarias, dicen abogados especialistas en telecomunicaciones.
Hueco procesal que puede tener varias interpretaciones.
Hueco procesal que puede tener varias interpretaciones. (Héctor Téllez)

México

El nuevo programa de licitación de frecuencias de tv abierta publicado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) abre la posibilidad de que las televisoras se amparen, ya que el vacío legal al que se enfrenta el órgano regulador ante la falta de leyes secundarias lo deja vulnerable.

Especialistas en derecho en telecomunicaciones afirmaron que el reto principal del Ifetel es trabajar sin leyes secundarias que respalden sus decisiones, pues cualquiera que tomen podrá ser impugnada, ya que esa reforma constitucional se sostiene en leyes que ya no funcionan.

Fernando Negrete, director general de Mediatelecom y especialista en derecho en telecomunicaciones, afirmó que el Ifetel tiene un vacío legal, por lo que está echando mano de lo que por ahora las leyes le permiten.

Explicó que no es aberrante lo que está proponiendo el instituto con el nuevo programa, pero sin duda hay un hueco procesal que puede ser interpretado por las televisoras, pues hay en este instante una reforma que dice qué tiene que hacer, pero por otro lado hay detalles de derecho administrativo que no están totalmente resueltos, por lo que si se lanza una licitación para cumplir la reforma, puede ser endeble.

Destacó que es culpa del Legislativo tener un Ifetel cuyas decisiones pueden ser de uno u otro lado impugnadas, y por eso se planteaban los tiempos para ambas partes en 180 días, para que corrieran en paralelo, pero ahora están en medio de un vacío legal.

“Lo cierto es que esto a los únicos que beneficia es a las televisoras, que tienen unas lagunotas para impugnar, para ampararse, para presentar recursos procesales y detener más este proceso”, afirmó Negrete.

Otro de los abogados especialistas del sector afirmó que quien quiera podrá litigar, pues pueden afirmar que la Constitución dice que se debe dar cabal cumplimiento al programa que ya existía y no publicar uno nuevo.

El artículo octavo transitorio, fracción II, de la reforma en telecomunicaciones indica que “para dar cabal cumplimiento al Programa de Licitación y Adjudicación de Frecuencias de Televisión el Ifetel publicará, en un plazo no mayor a 180 días a partir de su integración, las bases y convocatorias para licitar nuevas concesiones de frecuencias de televisión...”, pero nunca habla de un nuevo programa.

De acuerdo con Eduardo Ruiz Vega, director regulatorio de Grupo Salinas, es tan grave ese vacío legal que incluso pudiera no ser necesario iniciar un litigio, pues el reto es tan grande para el Ifetel para sacar adelante sus pendientes que deja muy por debajo cualquier proceso legal.

“Más que la posibilidad de impugnación por parte de las televisoras, que de alguna forma están acotadas por la regulación actual, creo que el gran reto del instituto es hacer una licitación exitosa que es muy difícil, dado algunas cortapisas que le pusieron los legisladores”, afirmó.

Explicó que la primera de ellas es el hecho de que haya dos cadenas cuando la radiodifusión, tanto sonora como audiovisual, es un servicio que nace, se desarrolla y continúa como un servicio local.