Reunión de Qatar eleva tensión en los mercados

El gobierno de México llega a Doha con una postura firme: no bajará su producción, debido a que sus campos tienen una sostenida declinación.
La subsecretaria Lourdes Melgar representará al país en la cumbre de mañana.
La subsecretaria Lourdes Melgar representará al país en la cumbre de mañana. (Araceli López)

México

Previo a la reunión de mañana entre grandes productores de petróleo a celebrarse en Doha, Qatar, para llegar a un acuerdo que contenga la producción del hidrocarburo para elvar su precio, la tensión se elevó en los mercados y tanto el crudo como el peso mostraron una tendencia negativa derivada de las pocas expectativas del encuentro, al ser la reticencia de Irán de unirse al pacto el mayor obstáculo.

El tipo de cambio se vendió  en operaciones al mayoreo en 17.55 pesos por dólar, 15 centavos más caro que el jueves, y en sucursales bancarias se ubicó en niveles de 17.89 pesos, por arriba de los 17.73 pesos de la sesión anterior.

La mezcla mexicana de crudo de exportación se cotizó en 32.24 dólares por barril, lo que implicó una disminución de 2.7 por ciento en relación con la jornada previa; el crudo West Texas (WTI) de EU se vendió en 40.40 dólares, lo que representó una caída de 2.75 por ciento, y el Brent del Mar del Norte de referencia en Europa perdió 1.87 por ciento, al cotizarse en 43.02 dólares.

El portavoz del ministro iraní del petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, dijo que su país no irá a la reunión de Doha y recordó que Irán ya ha anunciado que no puede unirse al plan para estabilizar los precios del crudo mientras no vuelva a su nivel de producción y de exportación previo a las sanciones internacionales; no obstante, informó que el representante de su país en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sí estará presente.

Va Lourdes Melgar

La Secretaría de Energía (Sener) confirmó la presencia de México en la reunión de productores petroleros que se realiza mañana en Doha, Qatar.

En representación del país va la subsecretaria de Hidrocarburos de la Sener, Lourdes Melgar; la dependencia no dio más detalles de la importancia y alcance de esta reunión.

El gobierno mexicano, en otras ocasiones, ha sido contundente al decir que México no recortará su plataforma de producción y la explicación es que no es posible debido a la acelerada declinación de los campos, que resulta en una baja en los niveles de producción, aunque esta vez la propuesta no es de un recorte sino de un congelamiento.

“México no va a participar en ninguna reducción volumétrica de la producción por el problema que tenemos de declinación petrolera donde se ha perdido poco más de un millón de barriles diarios en los últimos 11 años y no estamos en condiciones”, declaró el año pasado el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

Se estima que la producción mexicana caiga hasta 2 millones 28 mil barriles diarios en 2017; hasta la primera semana de abril de este año se ubicaba en 2 millones 190 mil barriles diarios, a un promedio de 77 mil barriles diarios menos respecto al cierre de 2015.

A la reunión se prevé que acudan 15 miembros de la OPEP y otros no pertenecientes a dicho organismo, pero que son grandes productores y que en conjunto representan más de 70 por ciento de la producción mundial.

Aunque Qatar se muestra entusiasta de que se pueda alcanzar un acuerdo, la OPEP indicó que esta iniciativa tardará en concretarse.

Hace unos días, la Agencia Internacional de Energía (AIE, por su sigla en inglés) dijo que de llegarse a este acuerdo de congelamiento en la reunión de este domingo su impacto será limitado y no esperan que los mercados se equilibren antes de 2017, pues se seguirá produciendo más de lo que se consume.

En 2015 los inventarios de crudo se situaron en más de 3 mil millones de barriles; la agencia estima que se sumen otros 1.5 millones barriles diarios en la primera mitad del año.

La AIE espera un mayor impacto en el equilibrio del mercado por la caída de la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos, pues desde el descenso de ésta los precios se han recuperado hasta 30 por ciento.

De acuerdo con un comunicado del ministro de energía de Qatar, “el creciente número de productores petroleros que han confirmado oficialmente su participación en la reunión del domingo en Doha ha generado el sentimiento positivo de que un acuerdo para devolver la estabilidad al mercado petrolero global es inminente.”

Por otra parte, la agencia Standard & Poor’s informó que las calificaciones crediticias de Pemex se mantienen sin cambio, después que Hacienda inyectara 73 mil 500 millones de pesos para capitalizar a la petrolera por la caída de los precios del crudo.

“Este anuncio sustenta nuestra opinión del continuo respaldo que esperamos del gobierno hacia Pemex, así como nuestra evaluación de que existe una probabilidad casi cierta de que el gobierno brinde apoyo extraordinario suficiente y oportuno en caso de dificultades económicas.”

Esta agencia mantuvo su calificación en A Estable para obligaciones en moneda local y BBB+ Estable para aquellas en moneda extranjera. En marzo pasado la agencia Moody’s disminuyó la calificación de Pemex a Baa3 desde Baa1, para moneda extranjera, y Aa3 para moneda local.

Interés de inversionistas en Pemex

El director general de Pemex, José Antonio González Anaya, y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, se reunirán el lunes y martes próximos en Nueva York con inversionistas.

“Ellos asistirán a un road show con inversionistas. Los acompañará el director corporativo de Finanzas de Pemex, Juan Pablo Newman”, refiere Reuters.

Una fuente de la Secretaría de Hacienda confirmó la visita de los funcionarios a Nueva York pero declinó dar más detalles sobre el objetivo de las reuniones argumentando que es un evento “cerrado a la prensa”.

La empresa, que está bombeando alrededor de 2.2 millones de barriles por día de crudo, recibirá del Gobierno unos 4 mil 200 millones de dólares para hacer frente a su abultada deuda con proveedores, de aproximadamente 6 mil 300 millones de dólares.

El gobierno además hizo modificaciones al régimen fiscal de Pemex para recortar en 50 mil  millones de pesos en 2016 los derechos que paga la petrolera al fisco y limitar su endeudamiento.

La empresa ha puesto bajo análisis algunos mecanismos de financiamiento en los que estaba trabajando antes de que asumiera su nueva gerencia en febrero. (Reuters/México)

 

El panorama

Grupo Financiero Ve por Más considera que es probable que mañana pesen más las probabilidades de no conseguir un acuerdo, ante la falta de coordinación interna de la OPEP.

Para Arabia Saudita la reciente baja en su calificación de deuda de largo plazo es una consecuencia de las dificultades en sus finanzas públicas, debido a los bajos precios, por lo que los incentivos de lograr un acuerdo son mayores que hace unos meses.

La rivalidad en la OPEP es probable que contrarreste lo anterior, ya que Irán decidió no sumarse al acuerdo ni asistir a la reunión de Qatar, estima el grupo de análisis del Ve por Más.