Retirada masiva de fondos en mercados emergentes

El movimiento mayoritario de capitales corresponde a operaciones en China; los especialistas temen una burbuja creada por las políticas financieras.
Salen 9 mil 300 mdd, la mayor cifra en los últimos siete años.
Salen 9 mil 300 mdd, la mayor cifra en los últimos siete años. (Kim Hong/Reuters)

Hong Kong

Esta semana, los fondos de mercados emergentes sufrieron su mayor salida de capitales desde la crisis financiera, pues los inversionistas sacan miles de millones de dólares de los capitales chinos.

En total, 9 mil 300 millones de dólares (mdd) abandonaron los fondos de mercados emergentes hasta el jueves, de acuerdo con la firma de seguimiento de fondos EPFR, la mayor cantidad desde 2008. De esa cifra, 7 mil 100 mdd llegaron de fondos chinos, que previamente tuvieron un récord de tres semanas de flujos de entrada. Los fondos globales de mercados emergentes tuvieron retiros por 829 mdd, mientras que los fondos de América Latina perdieron 442 mdd.

Los mercados emergentes están hoy bajo creciente presión a medida que el dólar se fortalece, algo que a menudo lleva al bajo desempeño de los activos de los mercados emergentes. El último mes, el rublo ruso cayó 8.6 por ciento en su paridad frente al dólar; el peso colombiano cayó 5.9 por ciento, y el ringgit malasio bajó 3.2 por ciento.

Los bonos en particular sintieron los efectos, con el aumento de los rendimientos de la deuda pública del gobierno alemán y los mejores datos económicos en Estados Unidos, que llevan a replantear la exposición al crédito con menor calificación.

Muchos países en desarrollo también se encuentran en medio de una desaceleración económica al disminuir la demanda china de materias primas y detenerse el auge del crédito.

A principios de semana, el Banco Mundial advirtió que las economías emergentes enfrentan “una desaceleración estructural”, que puede durar años, mientras occidente empieza a repuntar.

El mercado de valores de China —la principal fuente de las salidas de capital de esta semana—presenta otras preocupaciones. A pesar de la desaceleración en la economía, los índices bursátiles de Shanghai y Shenzhen subieron más del doble en el último año, lo que los convierte en los mercados con mejor desempeño del mundo. Sin embargo, la recuperación se caracterizó por la apertura de millones de nuevas cuentas de minoristas, lo que aumenta el volumen de operaciones, y un incremento en el margen de deuda. Todo esto generó los temores de una burbuja inducida por las políticas.

El Shanghai Composite ahora opera a 25.7 veces las ganancias frente a 9.7 veces hace un año. Las cotizaciones en China continental son 38 por ciento más caras que las de Hong Kong, señal de la desconexión entre los mercados nacionales y  extranjeros.

Esta semana, el proveedor de índices, MSCI, eligió no agregar las acciones cotizadas en China a su índice global de mercados emergentes por persistentes problemas de acceso. Si las hubiera incluido, miles de mdd de dinero en fondos pasivos habrían tenido que comprar acciones chinas.