Reservas internacionales caen por segunda semana

Al retroceder 384 millones de dólares, Banco de México informó que el saldo de las reservas al 12 de septiembre ascienden a 190 mil 872 millones de dólares.
Estima Banamex que la cartera creditica creción cinco vces más de los esperado en 2013.
La reducción fue resultado del cambio en la valuación de activos.

Ciudad de México

Por segunda semana consecutiva, las reservas internacionales del Banco de México (Banxico) presentaron una disminución, al retroceder en 384 millones de dólares; con ello, su saldo al viernes 12 de septiembre fue de 190 mil 872 millones.

De acuerdo con el boletín semanal sobre el estado de cuenta de la institución central, la reducción semanal en la reserva internacional fue resultado, principalmente, del cambio en la valuación de los activos internacionales del organismo central.

De manera acumulada, las reservas internacionales se han elevado en 14 mil 350 millones de dólares, con respecto al cierre de 2013.

Por otra parte, la base monetaria (billetes y monedas y depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banxico) aumentó en 13 mil 433 millones de pesos, con lo que alcanzó un saldo de 892 mil 245 millones. Esta cifra implicó una variación anual de 15.6 por ciento.

En el transcurso de 2014, la cifra alcanzada por la base monetaria al 12 de septiembre significó una disminución de 25 mil 630 millones de pesos. El organismo central estima que este comportamiento es congruente con el patrón estacional de la demanda por la base monetaria.

Por último, el Banxico realizó la semana anterior operaciones de mercado abierto (operaciones que tienen lugar en el mercado de dinero a iniciativa del organismo central para contraer o expandir la oferta de dinero) con instituciones bancarias para compensar una expansión neta de la liquidez por 2 mil 056 millones de pesos.

Lo anterior fue resultado de una expansión, debido al retiro de recursos de la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones por 15 mil 489 millones de pesos, así como de una contracción por 13 mil 433 millones, derivada de una mayor demanda por billetes y monedas por parte del público.