En abril, cayó índice manufacturero del IMEF

En su reporte mensual, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas indicó que economía de México está "prácticamente estancada".
Maquiladora TRW
El índice manufacturero se ubicó en abril en 50.8 puntos, un aumento mensual de 1.2 puntos. (Milenio)

Ciudad de México

El índice manufacturero del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) registró en abril una disminución de 1.4 puntos respecto al mes anterior, para ubicarse en 51.1 puntos.

"El dinamismo manufacturero mexicano no termina por recuperarse, informó, aunque la actividad exportadora, en especial la manufacturera, sigue a la alza".

En tanto, el índice no manufacturero de comercios y servicios también disminuyó, en abril cayó 0.6 puntos, reportó el IMEF en su reporte mensual.

De acuerdo con los índices anticipados del grupo de ejecutivos divulgados el viernes, la economía de México está "prácticamente estancada" y aunque podría observar una mejoría en el futuro, no será espectacular.

"Los resultados de ambos indicadores y sus respectivas tendencias describen una situación de una economía prácticamente estancada, aunque al mantener su valor por arriba de 50 permiten esperar una mejora en el futuro, aunque sin que se trate de algo muy espectacular en cuanto a magnitud", dijo el IMEF en su reporte mensual.

Las cifras por encima de los 50 puntos sugieren crecimiento y por debajo apuntan a una contracción. El indicador es un símil del índice de gerentes de compra (PMI por sus siglas en inglés) que elabora el Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM) de Estados Unidos.

La economía mexicana, la segunda mayor de América Latina, perdió fuerza al cierre del 2013 y le está costando trabajo repuntar ante un debilitado consumo interno y una demanda externa, sobre todo de Estados Unidos, que no marcha a todo vapor.

El gobierno mexicano proyecta una recuperación económica de 3.9 por ciento para este año, aunque el grueso de los analistas cree que 3.2 por ciento es una previsión más sensata.

En el 2013, el Producto Interno Bruto creció 1.1 por ciento, su menor tasa de expansión desde el fin de la recesión de 2008/2009.