Repsol halla nuevo pozo en el Golfo de México

El Golfo de México se define como una de las zonas más rentables y con mayor potencial de exploración en aguas profundas. El yacimiento está localizado a 352 kilómetros de la costa de Louisiana.
El Fondo Mexicano del Petróleo sólo administrará los recursos de la exploración y explotación de crudo
El Fondo Mexicano del Petróleo sólo administrará los recursos de la exploración y explotación de crudo (Especial )

Ciudad de México

Repsol realizó un hallazgo de petróleo en aguas del Golfo de México estadounidense, a 352 kilómetros de la costa de Louisiana. El descubrimiento se localiza en el pozo de aguas ultraprofundas León, ubicado en el bloque de Keathley Canyon 642.

El descubrimiento de la compañía se traduce en una amplia capacidad tecnológica para explorar aguas profundas, además de reforzar su posición en Estados Unidos, área estratégica para la española.

El pozo operado por la empresa española cuenta con un almacén neto de petróleo con más de 150 metros de espesor en una columna de más de 400 metros. León cuenta con un total de nueve mil 684 metros, por lo que es considerado como uno de los pozos más profundos de la compañía.

La compañía de energía posee el 60 por ciento de la participación en este activo, compartiendo espacio con Ecopetrol que, posee el 40 por ciento restante.

Repsol se distingue por su experiencia en perforación de sondeos en aguas profundas a nivel internacional. Caleidoscopio y Sherlock son algunos de los proyectos más importantes en exploración y producción de hidorcarburos.

En 2009, Repsol descubrió Buckskin, uno de los pozos más profundos de la compañía, ubicado a 50 kilómetros de León.

El Golfo de México se define como una de las zonas más rentables y con mayor potencial de exploración en aguas profundas.

Repsol también dispone de 119 bloques, con participación en Shenzi, que cuenta con 16 pozos en producción conectados a dos plataformas. La alta cantidad de recursos por parte de la compañía de energía se traduce en un plan de desarrollo del campo a corto plazo.

De igual forma, cuenta con derechos mineros en bloques mexicanos y de Alaska, sin contar su participación en el proyecto de recursos no convencionales de Mississippian Lime.

La compañía tiene su segunda mayor sede corporativa en Houston, con más de 600 profesionales. Estados Unidos representa cerca del diez por ciento de la producción total de hidrocarburos de Repsol.