Reporta Canacope daños en 2 mil 652 comercios

Jesús Gutiérrez Golzález,presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño, Servicios y Turismo de Pachuca (Canacope) pidió un plan emergente con créditos blandos.
En la entidad resultaron dañados 2 mil 625 negocios por las lluvias que provocaron los huracanes Ingrid y Manuel.
En la entidad resultaron dañados 2 mil 625 negocios por las lluvias que provocaron los huracanes Ingrid y Manuel. (Guillermo Perea/ Cuartoscuro)

Pachuca de Soto

La Cámara nacional de Comercio en Pequeño reportó que en la entidad resultaron dañados 2 mil 625 negocios por las lluvias que provocaron los huracanes Ingrid y Manuel, por lo que solicitó sean ayudados de emergencia por parte de las autoridades para evitar su cierre.

Jesús Gutiérrez Golzález,presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño, Servicios y Turismo de Pachuca (Canacope) pidió un plan emergente con créditos blandos o a fondo perdido para apoyar a comerciantes y empresas afectadas a fin de reactivar los negocios y evitar que se paralice la economía.

Expuso que en este momento se encuentran en estado de emergencia 2 mil 625 comercios principalmente de los municipios de Tlanchinol, Pisaflores, Jaltocan Orizatlan, Tianguistengo, Meztitlan, Mezquititlan, Huejutla, Chapulhuacan, Zacualtipán entre otros, que fueron los más impactados por las lluvias.

Explicó que los daños han sido incuantificables para el comercio de las zonas afectadas principalmente tiendas de abarrotes, zapaterías, tiendas de ropa, forrajeras, ferreterías, papelerías.

Los comercios de estos Municipios, explicó, reportan no solo daños materiales si no estar sin energía eléctrica, líneas telefónicas, entre otros servicios, “situación que les generará pérdidas económicas al no poder realizar su actividad, esto independientemente de los daños que deberán ser reparados, como vidrios y vehículos e inventarios de mercancías siniestrados al haber sido mojados por las inundaciones”.

Así, tras la devastación generada, Gutiérrez González, solicitó que se lleve a cabo la aplicación de un plan emergente, el cual incluya financiamiento a fondo perdido para los más dañados y créditos blandos para los que no sufrieron daños mayores, pues dijo, estos negocios deben invertir en recuperar sus productos que perdieron.