Finanzas públicas tienen saldo positivo gracias a Banxico

El impacto por la reducción del precio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo de 43.5% anual fue compensado por un incremento en los ingresos no petroleros de 7.5% anual.

Ciudad de México

El remanente de operación que entregó el Banco de México al gobierno federal fue uno de los factores que ayudó en a generar un superávit -cuando los ingresos son mayores que los gastos- en las finanzas públicas por 177 mil 89 millones de pesos, en el balance presupuestario de los primeros cuatro meses del año. 

Este resultado se compara favorablemente con el déficit presupuestal de 116 mil 300 millones del mismo periodo del año pasado, informó la Secretaría de Hacienda.

El gobierno federal intenta mantener un balance en las finanzas públicas luego del impacto del desplome petrolero. El ingreso federal por esta actividad se ubicó en 225 mil millones de pesos entre enero y abril de este año, una reducción anual de 6.6 por ciento.

El impacto por la reducción del precio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo de 43.5 por ciento anual, y que continuó disminuyendo los ingresos petroleros, fue compensado por un incremento en los ingresos no petroleros de 7.5 por ciento anual.

En dicho apartado destaca una mayor recaudación en el impuesto a las importaciones, cuya captación repuntó 13.8 por ciento anual. Asimismo destaca el Impuesto Sobre la Renta con un crecimiento de 9.7 por ciento, así como del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios de 6.6 por ciento —el cual incluye el gravamen a la gasolina— y otro aumento en la captación de IVA de 4 por ciento anual.

Hacienda también logró reducir el gasto público después de haber anunciado recortes presupuestales en febrero pasado. Aun considerando el apoyo a Pemex del gobierno federal por 26.5 mil millones de esos, se logró disminuir el gasto neto en 3.3 por ciento, así como el gasto programable en 5 por ciento anual, en el acumulado de los primeros cuatro meses del año.