Debe garantizar participación de empresas

Concamin espera la intervención de compañías privadas mexicanas, y no solo de extranjeros.
Francisco Funtanet Mange.
Francisco Funtanet Mange. (Enrique Hernández)

Toluca

De acuerdo con la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), la Reforma Energética debe garantizar la participación de empresas mexicanas en la elaboración de las leyes secundarias y pugnar porque avalen el desarrollo de cadenas de valor y la incorporación de proveedores nacionales.

Francisco Funtanet Mange, presidente de la Concamin solicitó a los legisladores que en los estatutos secundarios se asegure la participación de las compañías privadas mexicanas, y no solo de los grandes corporativos extranjeros en los contratos de exploración y explotación de los recursos energéticos del país.

Aseguró que la recién aprobada reforma abre el panorama para la intervención de muchas empresas nacionales que cuentan con la experiencia y los recursos, tanto técnicos como financieros, para competir con las grandes petroleras internacionales.

"Es fundamental que las leyes secundarias sean claras y justas en cuanto al reglamento de participación privada, para que las empresas mexicanas tengan oportunidad de competir por los contratos y puedan favorecer la creación de empleos dentro del territorio nacional".

Afirmó que las compañías mexicanas podrán convertirse en proveedores indirectos y algunas de la industria metalmecánica, del acero y fabricantes de manufacturas eléctricas cuentan con la capacidad para responder a la demanda. Asimismo se pronunció porque garanticen la incorporación de proveedores nacionales y generen cadenas de suministro de proveedores del sector energético.