Conflictos obrero-patronal genera Reforma Fiscal

Profesionistas y trabajadores en general comienzan a ver el impacto no sólo en sus recibos de nómina, sino directamente en sus bolsillos con el encarecimiento de productos.
La tasa del ISR aumenta para las personas físicas hasta en un 35%.
La tasa del ISR aumenta para las personas físicas hasta en un 35%. (Luis Carlos Valdés de León)

Torreón, Coahuila

Las complicaciones que ha traído para muchos sectores las modificaciones a la Reforma Hacendaria y Fiscal en México, han derivado en una serie de inconformidades y manifestaciones públicas, afectando incluso actividades tan básicas como las del sector educativo.

Profesionistas y trabajadores en general han comenzado a ver el impacto de estas reformas no sólo en sus recibos de nómina, sino directamente en sus bolsillos con el encarecimiento de productos.

Mientras unos aseguran que se incrementó el Impuesto Sobre la Renta (ISR), otros señalan que les ha quitado subsidios.

Para Miguel Gerardo Lara González, director general de la Firma Lara García Asesores y síndico del Contribuyente ante la Secretaría de Hacienda en el Colegio de Contadores Públicos de La Laguna, lo único que faltó al momento de realizar esta reforma, fue sensibilidad por parte de la autoridad, que ha generado más conflictos que beneficios en la relación obrero-patronal.

Impuesto Sobre la Renta

El Impuesto sobre la Renta (ISR) tiene como objetivo, gravar las utilidades, tanto de las personas físicas como morales, se aplica para todos aquellos que realizan cualquier actividad económica.

ISR tiene como objetivo, gravar las utilidades, tanto de las personas físicas como morales.

Es considerado el principal impuesto para la recaudación sobre el bien patrimonial de todas las personas y se aplica desde hace tiempo. "El Impuesto siempre ha tenido la misma naturaleza, gravar la base contributiva, las utilidades, el bien patrimonial, la polémica y los conflictos suscitados. La reforma fiscal ha venido a afectar a todos los sectores productivos”, señaló.

Profesionista, empleado, obrero, mesero, agente de ventas, ingeniero, o cualquier otro oficio o profesión, la afectación va de manera proporcional a su salario o ingreso.

Si en el recibo de nómina, el concepto del Impuesto Sobre la Renta sufrió una modificación a la alza, no es porque gane más, sino porque por esa vía, la empresa transfiere el porcentaje del impuesto derivado de las prestaciones que sigue dando al trabajador, pero que ya no puede deducir.

Dando un contexto personal, Lara González recordó que con esta reforma desapareció el IETU (Impuesto Empresarial de Tasa Única), que nació en 2008 y surgió con el objetivo de gravar el bien patrimonial de las personas.

El gobierno hizo un estudio, ya que la mayoría de las personas físicas y las empresas, declaraban una base de ISR mucho menor a la real. Por lo que surgió el IETU como impuesto empresarial, pero con ciertas limitantes en las deducciones, en los sueldos y salarios, la seguridad social que no eran deducibles.

Pero ahora al desaparecer el IETU, la autoridad quiere recuperar la naturaleza inicial del ISR, en donde se debe pagar de acuerdo a la rentabilidad de cada negocio.

En la parte empresarial, dijo, para suplir ese pago de impuesto, el gobierno limitó algunas deducciones sobre el Impuesto sobre la Renta, derivando en este tipo de conflictos.

“Lo único que faltó al momento de realizar esta reforma fue sensibilidad”.

La fórmula del ISR, es: Ingresos acumulables - deducciones autorizadas = Base de impuestos a pagar.

“Si los ingresos son mayores, a las deducciones, allí hay una base para el cálculo, pero la autoridad limita deducciones, como por ejemplo, la de los vehículos, en donde sólo se puede deducir vehículos con valor a 130 mil pesos, generando una limitante de 45 mil pesos que no se puede deducir".

Antes se podía realizar una deducción inmediata de maquinaria, ya que los activos se podían deducir en ciertos periodos. Los activos fijos se deprecian en determinado tiempo y antes se tenía la posibilidad de aplicar una deducción inmediata, lo que beneficiaba al contribuyente, con una pago pequeño del ISR o nulo.

De igual manera pasó con la deducción en el consumo de restaurantes.

Afectación para el trabajador

Pero ahora que estas deducciones ya están limitadas, las que más ha causado problemas son las referentes a las prestaciones a los trabajadores. Del 100% que eran susceptible de deducir, ahora sólo se podrá hacer en 47%.

2Paradójicamente, una persona física se puede decir que va a pagar más ISR que una persona moral, que se supone que al estar en un sector empresarial más alto, tiene una tasa menor que la persona física, pero no es así”, criticó.

El conflicto que ha derivado en las manifestaciones obrero-patronales de algunos sectores de la población como el magisterial.

En relación al tema de las prestaciones sociales, el especialista explicó como ejemplo, que el patrón deducirá sólo un 47%. Al final de cuentas, el empresario ve que ante esta situación se le tendrá que quitar al trabajador.

“Las cuotas del Seguro Social ya no serán deducibles las cuotas si el patrón los paga, muchos patrones absorben ese costo y lo hacen deducible, como una forma de incentivar al trabajador y al patrón, pero al ya no ser deducible esa partida, el patrón la descuenta de su nómina afectando al trabajador, ya que si el patrón estaba absorbiendo el pago de esta cuota, ahora la replicará en la nómina al trabajador vía el ISR”, aseguró.

Opinó que por tal motivo, las manifestaciones en contra parecieran hasta cierto punto normales.