Contadores únicos beneficiados en reforma fiscal

La Región Laguna sufre los estragos de la nueva ley "recaudatoria", como la califica el empresario Ramón Iriarte Maisterrena, quien asegura que el impacto ha sido negativo para todo el país.
"Los únicos ganones han sido los despachos de los contadores".
"Los únicos ganones han sido los despachos de los contadores". (Milenio Digital/Archivo)

Torreón, Coahuila

Las reformas estructurales en lo general, pero sobre todo la enfocadas al tema fiscal, continúan siendo la gran preocupación del sector empresarial en la región.

"Una posible reforma fiscal para el 2016 sería riesgoso para el sector productivo y el bolsillo de los mexicanos".

A decir del empresario Ramón Iriarte Maisterrena, la reforma fiscal, llamada por él como "recaudatoria", ha desmotivado la inversión en la región lagunera y en general en el país.

Aseguró que los únicos que han resultado beneficiados con las reformas, han sido los contadores.

"La reforma fiscal ha impactado bastante en la economía pero de manera negativa y muchas de las reformas que se han establecido en México, han sido nulificadas por la reforma fiscal o recaudatoria".

Dijo no comprender que el mismo día que Agustín Carstens, del Banco de México, anunciara la baja de una centésima al crecimiento del Producto Interno Bruto, el secretario de Hacienda Luis Videgaray anunció que la economía estaba boyante y dinámica.

"Es contradictorio, en la economía están los números, se supone que deberíamos tener un crecimiento del cuatro o cinco por ciento, pero estamos en el dos por ciento".

Iriarte Maisterrena reconoció que esto ha provocado mucho desánimo en el sector empresarial en cuanto inversiones nuevas, a la deducibilidad de las inversiones que antes se daban de inmediato y ahora se hace al largo plazo.

Expresó que cada vez la autoridad gubernamental asegura que el tema fiscal y que las declaraciones serán más fáciles, pero resulta que cada vez es más complicado.

"Esto le ha pegado en el bolsillo al de arriba, al de abajo y al de en medio, le ha sacado el dinero de la bolsa y no tiene para gastar".

"Los únicos ganones han sido los despachos de los contadores, porque ya cualquier taller de dos o tres personas ya necesita un fiscalista para poder reportar, pues ya no sabemos qué pasará".

"Creo que peor reforma fiscal que la que se aprobó no se puede ser, ya que hace dos años la economía iba a la baja, por lo que resulta incongruente que le pongan más impuestos, frenando el crecimiento siendo prácticamente nulo.