México perdió la oportunidad de generar más inversiones

Con la Reforma Fiscal, se incumplió el propósito de regular y gravar a la economía informal.

Guadalajara

La recaudación fiscal en México representa apenas el 10 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), uno de los índices más bajos en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y en otras naciones de América Latina: a pesar de las intenciones anticipadas por el Gobierno Federal, “se perdió la oportunidad de hacer la anhelada Reforma Fiscal Integral, que sea promotora de la inversión y el empleo”.

Muchos de los cambios introducidos en materia del Impuesto sobre la Renta (ISR), el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y en otras disposiciones, elevan significativamente la carga administrativa para los contribuyentes y vulneran la simplificación y la seguridad jurídica, sin cumplir el propósito de regular y gravar a la economía informal, que representa ya el 60 por ciento de la actividad económica.

Lo anterior se puso de manifiesto hoy durante una rueda de prensa y un panel sobre las modificaciones fiscales federales, auspiciados por el Grupo Guadalajara del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), y donde un grupo de especialistas resaltaron que “ha hecho falta voluntad política” para emprender “una transformación hacendaria profunda”, que incluya más facultades a los estados y que estimule la inversión privada, la generación de proyectos productivos y la creación de suficientes empleos competitivos.

 Al abordar aspectos sobresalientes de la economía nacional, el presidente electo del Grupo Guadalajara del IMEF, Benjamín Villanueva Rivera, urgió a realizar una transformación profunda en el mercado laboral, a fin de que los efectos positivos de las reformas estructurales sean de larga duración.

Pese a la expectativa de crecimiento de 3.3 por ciento en el PIB nacional, para 2014, contra el 1.2 por ciento del año anterior, el panel de expertos fiscales lamentó la decisión de no permitir la deducibilidad de pagos patronales en materia de seguridad social, y en otros casos en que se autorizaba el 100 por ciento la disminución de la acreditación, y que quedó sólo en la mitad.

Durante la jornada de trabajo, los panelistas analizaron las serias repercusiones por la elevación de las tasas del ISR, la homologación de la tasa del IVA en las zonas fronterizas al 16 por ciento, la reducción de deducciones y las imprecisiones en el cobro del IVA y del IEPS en algunos tipos de alimentos y transacciones comerciales.

También, señalaron, que aunque fueron muchos los cambios en la legislación fiscal, las cargas recaen de nueva cuenta sobre los mismos contribuyentes cautivos; lamentaron que no se hubieran incluido medidas más rígidas para regular y gravar a la economía informal; y anticiparon que las inconsistencias jurídicas de muchas disposiciones generarán amparos por parte de los contribuyentes afectados.

 

El dato

El presidente electo del Grupo Guadalajara del IMEF, Benjamín Villanueva Rivera, dijo que las cifras de empleo en el país “son decepcionantes”, con sólo 463 mil nuevos empleos generados durante 2013 y con una tasa de desocupación de 4.25 por ciento al cierre de año.