Reforma fiscal minará ingresos del turismo

El ex subsecretario Francisco Madrid explicó que al aumentar los precios disminuirá el consumo de visitantes extranjeros
Archivo Milenio
(Milenio)

México

El ex subsecretario de Turismo Francisco Madrid vaticinó que la reforma hacendaria disminuirá en mil 282 millones de dólares los ingresos del sector.

El también director de la Escuela de Turismo de la Universidad Anáhuac, señaló que tan solo por el aumento del IVA en las zonas fronterizas a 16 por ciento se verá una pérdida económica de 592 millones de dólares.

Explicó que esta baja se dará debido a que los precios de los destinos aumentarán, se perderá competitividad y habrá un menor consumo de los turistas extranjeros.

En cuanto al incremento del impuesto sobre la renta (ISR) de 2 por ciento, el golpe económico será de 690 millones de dólares.

La reforma “se recarga en los mismos causantes cautivos de siempre y no existe ninguna evidencia de un esfuerzo del gobierno en cuanto a eficiencia presupuestal, así como ningún caso en medidas de ahorro”.

El especialista subrayó que estas iniciativas del gobierno federal ignoran el difícil momento que vive el sector y dentro de las medidas que considera incluye varias que darán otro golpe a la industria turística mexicana.

Madrid especificó que al elevarse el IVA en las fronteras el consumo de los turistas de internación tendrá una baja de 333 millones de dólares, mientras que el de paseantes y excursionistas será de aproximadamente 121 millones de dólares.

El ex subsecretario de Turismo expresó que se deben tomar en cuenta las afectaciones, ya que la pérdida de consumo e inversión turística aún no se ha recuperado del todo desde 2008, año que tuvo el mejor comportamiento.

Añadió que el perjuicio económico puede ser mayor, ya que solamente se analizaron dos aspectos de la reforma hacendaria, pero existen otros cambios en las legislaciones que afectan al sector y, por ende, habrá una caída en el consumo.

La reforma hacendaria pretende también desaparecer la deducibilidad en el consumo de restaurantes —ahora es de 12.5 por ciento—; aumentar el IVA a 16 por ciento en la realización de congresos y convenciones y eliminar el beneficio de costo estimado para tiempos compartidos.

El director de la Escuela de Turismo de la Anáhuac explicó que otros de los cambios que afectarán a la industria son el impuesto al transporte foráneo, el pago de gravámenes adelantados en abonos y un tributo especial a combustibles fósiles.

Por su parte, el director general de la firma Apple Leisure Grou, Alejandro Zozaya, estimó de 10 a 15 por ciento la caída en la industria turística en caso de aprobarse la reforma hacendaria.

El directivo explicó que al tener que pagar más gravámenes las empresas turísticas no incrementarán los precios de sus productos, pero sus utilidades “caerán drásticamente”.

Zozaya añadió que de esta forma el país será menos atractivo para invertir, ya que el retorno de los recursos será de más tiempo que en otras naciones.

El pasado julio el director de Apple Leisure Group anunció en compañía del presidente Enrique Peña Nieto inversiones por 600 millones de

dólares.