Reforma Hacendaria afectará a trabajadores y empresas

La disminución en la deducibilidad al 41% de las prestaciones podría eliminar bonos de despensa.
Gerardo Miguel Lara González, presidente del IMCP.
Gerardo Miguel Lara González, presidente del IMCP. (Especial )

Torreón

La iniciativa de Reforma Hacendaria impactará no sólo al sector empresarial, sino directamente a la clase trabajadora, aseguró Gerardo Miguel Lara González, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), de La Laguna.

Dijo que la disminución en la deducibilidad al 41% de las prestaciones como bonos por puntualidad y asistencia, ahorro, vales de despensa, entre otros, causará no sólo que empresas determinen eliminarlos sino que pegará a los trabajadores ya que esto afectará directamente en sus ingresos, ya que además se incrementará la carga tributaria en intereses hipotecarios y productos de consumo cotidiano como los refrescos entre otros productos.

“Ya no se van a poder deducir para los empresarios al 100 por ciento, esas prestaciones para los trabajadores; como son partidas económica habituales generan conflictos laborales”, aseguró.

Lara González plateó algunas situaciones que las empresas pudieran considerar dejar de beneficiar al trabajador. Estimaciones de la CTM señalan que en México 25 millones de trabajadores reciben prestaciones sociales, entre las que se incluyen los vales de despensa, fondo de ahorro y prima vacacional.

De acuerdo con datos del INEGI, hasta el segundo trimestre del 2013, en el país hay 20 millones de trabajadores que reciben alguna prestación y 12 millones no los perciben. Especialistas plantean que gravar las prestaciones sociales de la clase obrera también echaría para abajo las expectativas del Gobierno Federal de hacer que más de 200 mil informales, en una primera etapa, pasen a formar parte a la economía formal.

De acuerdo a Lara González, esta iniciativa derivará en conflictos laborales, ya que se le pega directamente al trabajador en su ingreso, su bolsillo y sus familias. Aumento en la carga fiscal para colegiaturas, créditos hipotecarios, refrescos y bebidas, transporte, renta de vivienda, así como de alimentos en general, ya que se gravará los procesos de elaboración en muchos casos, causarán un desequilibrio financiero, en los trabajadores, y más si se le quitan las prestaciones, señaló.

Pero la afectación de la iniciativa impactará no sólo en el consumo de alimentos. Según lo detalló Manuel González, de la Comisión de Vivienda de Coparmex Laguna, será la clase trabajadora la que resulte afectada con la iniciativa hacendaria federal, ya que al disminuir el ingreso del trabajador, caerá su capacidad de compra, y no podrá adquirir la vivienda que hubiera contemplado:

“En general se contempla una caída del 30 por ciento en la edificación y comercialización de casas, de aprobarse en su forma actual la Reforma Hacendaria propuesta por el Presidente Enrique Peña Nieto”.