Reducción del gasto público "es buena señal": Caintra

Sin embargo, la Cámara de la Industria de Transformación dijo que espera que la administración federal no disminuya los apoyos para el desarrollo productivo de las empresas. 

Monterrey

Los industriales de Nuevo León afiliados a Caintra elogiaron la decisión del Gobierno Federal de reducir el gasto público indicando que es "una buena señal", aunque manifestaron que estarán atentos a que esto realmente se lleve a la práctica.

"Reconocemos la voluntad política de mantener las finanzas públicas estables, después de la estrepitosa caída que han sufrido los ingresos petroleros", señaló la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra) mediante un comunicado difundido.

La agrupación empresarial exhortó al Gobierno Federal a que en esta coyuntura lleve de manera urgente una reingeniería de fondo en la organización pública, identificando áreas prioritarias, eliminando duplicidades y buscando la eficiencia en el gasto.

Al mismo tiempo, Caintra dijo que espera que esta situación no alcance y menos aún afecte los apoyos económicos que se destinan al impulso de las Pymes. 

"Ante esta reducción de los egresos, es importante que la administración pública federal no disminuya los apoyos para el desarrollo productivo de las empresas, como es el caso del Fondo Nacional del Emprendedor o los programas que ejerce la Secretaría de Economía", subrayó Caintra.

Agregó que la mejor alternativa para incrementar los ingresos del Gobierno es a través de un crecimiento en las empresas, que se traduzca en un aumento de la base gravable. Caintra dijo que independientemente de conocer los detalles de la reducción del gasto público a nivel federal que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ha anunciado, "es de reconocerse la voluntad política de mantener las finanzas públicas estables, después de la estrepitosa caída que han sufrido los ingresos petroleros". 

Señaló que el monto anunciado por el secretario aparentemente cubre las estimaciones del impacto que se ha estado comentando en los últimos días, lo que generaría certidumbre para la economía. Además, su enfoque hacia disminución del gasto corriente es una buena señal. 

Reiteraron que el Gobierno Federal debe aprovechar esta coyuntura para realizar una inmediata y urgente reingeniería de fondo en la organización pública, identificando aquellas áreas prioritarias, eliminando duplicidades y buscando la eficiencia en el gasto. 

Al sostener que después de la Reforma Fiscal que se implementó el año anterior, donde las empresas cautivas ahora pagan más impuestos, es imposible considerar un incremento en las tributaciones. 

De igual forma, ante la coyuntura de volatilidad financiera internacional, tampoco es una opción incrementar la deuda del país, la cual podría amenazar la estabilidad macroeconómica que ha permitido que México sea uno de los países menos afectados por la incertidumbre internacional. 

Finalmente, indicaron que la Cámara estará al pendiente de los detalles de esta reducción del gasto público, evitando que sean afectados los programas de apoyo a la productividad.