Redefine SCT el 'apagón'; destinará 4 mil mdp más

La extinta Cofeco programó 19 mil mdp; impulso a compra de teles.
Inclusión digital.
Inclusión digital. (Daniel Cruz)

México

José Ignacio Peralta, subsecretario de Comunicaciones, afirmó que se ha redefinido el programa para el apagón analógico; se destinarán alrededor de 4 mil millones de pesos más para cumplir con las fases correspondientes a 2013 y 2014 y la entrega de televisores, con lo que se cumplirá con dos objetivos de la SCT.

El presupuesto total para el apagón analógico, el cual es previo a la reforma constitucional, fue estimado por la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones en 19 mil millones de pesos, ya que se basaba en la entrega de decodificadores.

En conferencia, el funcionario explicó que el nuevo programa une dos políticas públicas de la dependencia, que es la transición a la televisión digital terrestre, conocida como apagón analógico, y la inclusión digital, ya que los equipos que entregarán están preparados para la conexión a internet.

"En el nuevo programa de la política de transición a la televisión digital terrestre se incluye la política de inclusión digital, que permitirá abaratar los costos, y la necesidad de recursos destinados al cumplimiento de las dos políticas", aseguró.

Peralta explicó que con la reforma constitucional y los análisis realizados para el nuevo plan, el presupuesto de 19 mil millones va a tener un incremento de aproximadamente 6 mil 500 millones de pesos, lo que da un total de 25 mil 500 millones de pesos, con lo que se concluirá todo el proceso de la transición y se avanzará en la inclusión digital.

Los televisores se entregarán a las personas que se encuentran en el padrón de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), que son las clases mas necesitadas o las personas mas vulnerables en términos de recursos económicos, mismas que, se estima, son de 12 a 13 millones.

Sin embargo, el subsecretario aclaró que si bien los equipos están preparados para conectarse a internet, este es un servicio como la telefonía, el agua o la luz, por lo que deberá ser pagado por los ciudadanos, y se atenderá por parte de empresas privadas con base en condiciones de mercado.

Por otro lado, se encuentran también promoviendo con la Secretaría de Economía un programa similar al Buen Fin, donde lo que se quiere hacer es que por cada una de las ciudades que vaya apagándose, tenga lo que se llamará el Buen Apagón, con un esquema de ofertas que ofrezca a las personas la posibilidad de adquirir su televisión.

En el caso de Tijuana, la SCT analiza la posibilidad de ofrecer televisores, lo cual es un tema de carácter jurídico, pues deben contar con una resolución que les permita entregar los aparatos a pesar de que ya están recibiendo las señales digitales.

El nuevo programa contempla atender en este 2014 las ciudades fronterizas, las cuales quedaron pendientes desde el año pasado, además de Monterrey y Guadalajara; en el caso de la Ciudad de México quedó pendiente para apagarse en 2015.

En esta ocasión los apagones se realizarán conforme la huella (cobertura) de la televisión, por lo que el informe que deben entregar al Ifetel deberá indicar que ya se atendió al menos 90 por ciento del padrón de la Sedesol y con base en esta lista se someterá al pleno la decisión de proceder con el apagón.