Recorte petrolero tiene resultados muy rápidos

Si la producción de la OPEP se mantiene en el nivel actual ya no habrá exceso de suministro en el segundo semestre.
Campos petroleros ubicados en Basar, Iraq.
Campos petroleros ubicados en Basar, Iraq. (Essam Al-Sudani/Reuters)

Los fuertes recortes de producción que hizo la OPEP pueden aliviar el exceso de producto en el mercado más rápido de lo esperado en 2017, señaló el cártel de petróleo en su primera evaluación desde que entró en vigor el acuerdo para reducir los suministros e impulsar los precios.

Después de más de dos años de permitir que las fuerzas del mercado equilibraran la oferta y la demanda, la OPEP acordó en noviembre volver a influir en los precios, que se desplomaron de una forma mucho más severa de lo que muchos anticiparon.

Un año de conversaciones y luchas diplomáticas entre los ministros de las economías ricas en petróleo de la OPEP, que resultaron afectadas por el descenso de los precios, llevó al primer acuerdo de recorte de suministros desde la crisis financiera.

La OPEP acordó reducir su producción en alrededor de 1.2 millones de barriles diarios a partir de 2017. Un cálculo que se basó en los números de producción de enero de los 13 miembros del grupo, que se publicaron el lunes, sugiere que se reduce en cerca de 1.1 millones de barriles diarios frente a los números base de octubre de la OPEP.

Eso implica un cumplimiento de más de 90 por ciento en el primer mes de los seis que tiene el acuerdo para hacer frente al exceso de inventarios.

Si la producción del grupo se mantiene en los niveles actuales, ya no habrá exceso de suministro de petróleo para el segundo semestre del año, dijo la OPEP en su informe mensual del mercado petrolero.

Una demanda mundial más alta de la esperada significa que habrá una mayor necesidad del crudo del cártel, agregó.

El informe se presentó con un tono más optimista que el del mes pasado, en el que se señalaba que el cártel tendría que mantener o incluso aumentar los recortes de la producción más allá de los primeros seis meses de 2017, y que la oferta amenazaba con superar la demanda.

“El cumplimiento de la OPEP comenzó con una nota más fuerte de lo que se esperaba, pero tendrá que sostenerse a lo largo del año para reducir el exceso de inventario”, dijo Amrita Sen, jefe de analistas de Energy Aspects. “Todavía hay mucho trabajo por hacer”.

1. El precio del crudo alcanza un mínimo en 12 años.

2. Las negociaciones de Doha terminan con un fracaso.

3. La OPEP logra un acuerdo sobre la forma de distribuir los recortes de producción.

4. Los productores que no pertenecen a la OPEP, como Rusia, acuerdan unirse al trato.

5. Los recortes de producción de la OPEP deben entrar en efecto.

El informe del lunes se produce después de un balance similar que presentó el viernes la Agencia Internacional de Energía, en el que mostró que los recortes del cártel petrolero fueron “unos de los más profundos en la historia de las iniciativas de reducción de producción de la OPEP”.

El precio de referencia del crudo Brent cayó 88 centavos para ubicarse en 55.82 dólares por barril después de tres días consecutivos de alzas, ya que los operadores reaccionaron a los informes de un nivel de cumplimiento del acuerdo más alto del esperado.

La OPEP todavía se enfrenta a una lucha cuesta arriba, ya que los precios más altos abren camino para que aumente la producción en los países fuera del cártel como con el petróleo de esquisto de Estados Unidos.

La producción de la OPEP de enero, excluidos Nigeria y Libia, países que por estar inmersos en conflictos quedaron exentos del acuerdo, se mantuvo ligeramente por debajo de los 29.9 millones de barriles diarios, según los datos de fuentes secundarias como consultores y analistas que se presentaron a la OPEP.

Esta es una caída de casi 31 millones de barriles diarios en comparación con el nivel de octubre. Este recuento, con base en los datos de terceros, se utiliza para calcular los recortes de producción y darle seguimiento al cumplimiento de los miembros.

Se excluye a Nigeria y Libia, y se incluye una exención especial para Angola, a la que se le permitió utilizar las cifras de septiembre. A Irán, después de años de sanciones contra su industria petrolera se le permitió aumentar su producción.

Arabia Saudita, el líder de facto de la OPEP, contribuyó con los recortes de producción más altos, que fueron de casi 600 mil en comparación con los niveles de octubre. Las cifras de “comunicación directa” del reino, los números del gobierno que se presentaron a la OPEP, muestran recortes incluso más pronunciados.

Khalid Al Falih, ministro de energía de Arabia Saudita, dijo en las últimas semanas que el acuerdo de recorte de producción solo duraría seis meses. La OPEP también buscó la cooperación de países que no pertenecen al cártel. Rusia y otros países fuera del cártel acordaron reducir alrededor de 600 mil barriles diarios.

La OPEP revisó al alza las cifras de la demanda mundial de petróleo de 2016, en 180 mil barriles diarios, para llegar a 94.6 millones de barriles al día, y para 2017 en alrededor de 200 mil barriles, a 95.8 millones de toneles diarios.