Recorte de Hacienda por Brexit es simbólico: Barclays

Mientras el banco inglés sugiere que en 2017 habrá un presupuesto "muy conservador", el CCE pide que se "blinde" la economía mexicana para sortear la inestabilidad financiera y cambiaria.
El ajuste al gasto tuvo como objetivo tranquilizar a los mercados, según la financiera.
El ajuste al gasto tuvo como objetivo tranquilizar a los mercados, según la financiera. (Araceli López)

México

El recorte que anunció el titular de Hacienda, Luis Videgaray, de 31 mil 715 millones de pesos, fue simbólico y tuvo la intención de tranquilizar a los mercados”, dijo Marco Oviedo, economista en jefe de la sucursal mexicana del banco inglés Barclays.

El recorte, como medida de protección ante el triunfo del “Sí” en referendo sobre la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (Brexit), solo tuvo la intención de enviar un mensaje de disciplina fiscal para tranquilizar a los mercados, debido a que la magnitud del ajuste fue relativamente menor, aseguró.

Y aunque pronosticó que el gobierno cumplirá con su meta fiscal, advirtió que en la planeación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017, el Congreso de la Unión no deberá caer en la tentación de aumentar el déficit, debido a que las condiciones de deuda pública no lo permiten.

“Es un ajuste muy marginal, de 0.16 por ciento del PIB, y se debe tomar como una señal. Este año las finanzas públicas están a salvo; recordemos que está el remanente de operación del Banco de México por 239 mil millones de pesos, e incluso observaremos una reducción de la deuda”, indicó Oviedo.

Señaló que el presupuesto del próximo año debe ser “conservador” y estimó una reducción hasta de 2 por ciento del PIB en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 respecto del cierre de 2016. Hacienda informó en el documento de Precriterios que realizará un recorte el próximo año de 175 mil 100 millones de pesos.

Asimismo, advirtió que el dólar puede cerrar el año hasta en 19.70 pesos —según la proyección de Barclays— por el clima de aversión en el capital internacional, el cual disminuye las inversiones en monedas de países emergentes, como México, y busca seguridad en divisas como el dólar.

Brexit sigue golpeando al peso

El voto por el Brexit siguió provocando malestar en los mercados financieros y el peso lo volvió a reflejar, pues ayer registró una mayor depreciación frente al dólar, mientras que las cotizaciones del petróleo presentaron caídas, al igual que la mayor parte de las bolsas de valores.

Analistas del mercado destacaron que al clima de tensión se sumó la reducción en las notas crediticias de Reino Unido, aunque queda la posibilidad de que se cite a un nuevo referendo que eche atrás el de la semana anterior.

En sucursales bancarias, el tipo de cambio se vendió ayer en niveles de 19.45 pesos por dólar, por arriba de los 19.25 registrados el viernes, mientras que en operaciones al mayoreo alcanzó un máximo de 19.25 pesos, para cerrar en 19.19, 25 centavos más caro que la sesión previa.

En tanto, el crudo WTI, de Estados Unidos, se vendió en 46.33 dólares por barril, lo que representó un retroceso de 2.75 por ciento respecto al cierre anterior; el Brent del Mar del Norte, de referencia en Europa, perdió 2.58 por ciento, al cotizar en 47.16 dólares, y la mezcla mexicana se ubicó en 38.62 dólares, para una pérdida de 2.2 por ciento.

En tanto, la agencia calificadora Standard and Poor’s rebajó la nota de la deuda de Reino Unido, de AAA a AA, pues considera que el desenlace del referendo conduce a un marco político menos predecible, estable y efectivo. Fitch, por su parte, redujo  nota de la deuda, a AA+ a AA con perspectiva negativa, lo que implica que puede ser rebajada nuevamente en los próximos meses

El área de análisis de Banco Base indicó que existe una gran incertidumbre acerca de los verdaderos efectos económicos del Brexit para la economía de Reino Unido y sobre todo para las empresas del sector financiero de ese país, pues las negociaciones con los países miembros de la Unión Europea todavía están lejos de comenzar, aunque existen opciones para que Reino Unido conserve a sus principales socios comerciales.

En el corto plazo, agregó Banco Base, los mercados seguirán respondiendo a la incertidumbre y a los riesgos, ahora principalmente por el proceso electoral de Estados Unidos rumbo a las elecciones generales del 8 de noviembre.

Recomiendan blindaje

Ante las fases de inestabilidad financiera y cambiaria que prevalecerán en las próximas semanas, México debe asegurar la estabilidad macroeconómica y generar confianza en el interior y hacia el exterior para blindar su economía, afirmó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En su mensaje semanal, el presidente del organismo, Juan Pablo Castañón, indicó que se prevén varios eventos y procesos con gran potencial para generar volatilidad.

Dijo que una gran parte de los analistas económicos del mundo no prevé una debacle o un crack en los mercados financieros y cambiarios en lo inmediato, pero es innegable que habrá implicaciones importantes en el corto, mediano y largo plazos, y no se puede evitar que la incertidumbre domine la escena internacional “por un buen tiempo”.

El líder empresarial explicó que si bien no se espera que la Reserva Federal de Estados Unidos eleve el costo del crédito en el corto plazo, las campañas electorales para la presidencia de ese país serán un factor de incertidumbre a escala mundial y de manera especial para México.

El resultado de la elección en el país vecino puede tener incidencia en asuntos importantes, como en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), migración, seguridad y desarrollo de la integración económica en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.