Recomiendan cuidar ahorro y consumo ante El Buen Fin

Las ofertas que posiblemente sean aprovechadas para las compras navideñas, puede ser una buena trampa que limite la capacidad de ahorro y consumo en el futuro
Comercios anuncian promociones de El Buen Fin.
Comercios anuncian promociones de El Buen Fin. (Foto: Ana María Arroyo)

Puebla

Alberto Tovar Castro, catedrático del Tecnológico de Monterrey, considera que ante la presencia del "Buen fin" se debe tener cuidado ante el bombardeo de las ofertas que posiblemente sean aprovechadas para las compras navideñas, pues puede ser una buena trampa que limite la capacidad de ahorro y consumo en el futuro.

De acuerdo al catedrático las compañías previsoras, inician sus procesos de planeación entre octubre y noviembre y por lo regular aprietan el cinturón de los gastos al término de cada periodo anual.

"Esta misma tarea habrá de seguirse en términos personales. Si bien la temporada navideña y en particular el "buen fin" son muy positivos para los comercios, en forma individual debe ser seriamente analizado", comenta Tovar Castro.

En su opinión recomienda a los consumidores, los siguientes puntos:

El aguinaldo o cualquier tipo de bono establecido es parte del sueldo y son recursos susceptibles de planear. Por lo tanto, el punto de partida es determinar cuánto se destinará para los presentes navideños, fiestas, viajes o compras para la casa.

Y es que según el catedrático "todos sabemos de alguien que su gasto de navidad excede el aguinaldo y luego siente remordimiento".

Por ello, menciona que es fundamental tomar en cuenta el uso alternativo de ese recurso, como podría ser el ahorro, el contratar un seguro o la adquisición de un bien prioritario para el hogar.

En segundo lugar Tovar Castro refiere que "comprar barato" no es ahorrar bajo ninguna circunstancia. Por lo que el futuro comprador debe evaluar si realmente se requiere el bien en cuestión, porque está minando la posibilidad de acrecentar el patrimonio.

En tercer lugar, aun cuando pueda haber productos que cuesten menos o el crédito esté a una tasa cero por el mecanismo de "meses sin intereses", es básico cuidar el sobre endeudamiento, porque finalmente le quitarán parte del flujo futuro.

"Resulta irónico y contradictorio que después de haber cazado buenas ofertas se tenga que endeudar con las tasas más altas de mercado a través de las tarjetas de crédito, porque el ingreso es insuficiente para cubrir los compromisos cotidianos", dice el catedrático.

Y en cuarto lugar enfatiza que el consumidor debe recordar que, "no todo lo que brilla es oro" y es conveniente averiguar si la "rebaja" o "facilidad de pago" es real. Por lo que es preciso consultar información en internet, incluso ahora que es sencillo a través de un teléfono para revisar si los precios están por debajo del mercado, hay trampa o intereses ocultos.

De esta forma, Tovar Castro comparte un antídoto; "antes de decidir, pregúntese ¿Lo necesito? ¿Lo puedo pagar? ¿Hay un mejor uso para ese dinero? Entre en el 2014 con la fortaleza de su ahorro", concluye.