Reciben municipios certificados para la apertura de negocios

El proceso no será de utilidad para las industrias, centros de entretenimiento o bares, dice Maauad.
Certificaciones en municipios permiten retener las inversiones.
Certificaciones en municipios permiten retener las inversiones. (Héctor Mora)

Pachuca

Actualmente tres municipios están certificados en sus procesos de apertura rápida de empresas, y otros cinco están en proceso, lo que ayudará a reducir el tiempo de respuesta por parte de las autoridades hacia las solicitudes de permisos para operar por parte de las empresas. Se trata de Pachuca, Mineral de la Reforma y Tulancingo, quienes recibieron su certificado PROSARE, así como Atitalaquia, Tula, Tepeji, Tepeapulco, Tizayuca.

Este certificado, otorgado por la COFEMER, los avala como municipios eficientes a escala nacional en cuanto al otorgamiento de permisos.

Según el secretario de Desarrollo Económico en la entidad, José Pablo Maauad Pontón, este Sistema de Apertura Rápida de Empresas (SARE), que se ha implementado en algunos municipios y que funciona como ventanilla permite un tiempo de respuesta de no más de 72 horas, lo que permite retener las inversiones.

Destacó que la mejora regulatoria en general se refiere a cómo el gobierno puede hacer mejor las cosas para hacérselo más sencillo al ciudadano, en cuestión de tiempo, de transparencia, de costo y eficiencia.

“De manera específica hay un tipo de usuario, el empresarial, que requiere una atención puntual y toda la estrategia de apertura rápida de empresas, de lo que hay una cobertura en los principales municipios del estado, donde en menos de 72 horas una empresa que no tenga impactos de medio ambiente o salud puede iniciar operaciones”.

Sostuvo que con ello se da salida a una de las principales demandas que tienen los empresarios, de cualquier tamaño, que es evitar la burocracia y la alta tramitología, por lo cual lo que se busca es minimizar el tiempo de respuesta, simplificar los requisitos e impulsar la creación de nuevas empresas.

“Hay diferentes herramientas y mediciones que, en este caso, van orientadas a las pequeñas y medianas empresas, pero esto se complementa con todo lo que se hace alrededor de la Mejora Regulatoria Empresarial. Las dos pistas se atienden a nivel general por la unidad de innovación gubernamental para la mejora regulatoria y la unidad de mejora regulatoria empresarial que está en la Sedeco, lo cual es fundamental”.

Maauad Pontón destacó sin embargo que no todas las empresas entran en este sistema, pues por ejemplo para el caso de las industrias es distinto el proceso y deben cumplir con otras reglamentaciones como los de  la SEMARNAT, lo mismo para cuestiones de bares o centros de diversión que se tienen que apegar a los reglamentos que tienen las presidencias municipales para ese punto específico.

“La Sedeco no tiene tramitología sino que ofrece un catálogo de servicios, pero en realidad lo que se pretende es trabajar con los municipios del estado para que ellos tengan la oportunidad de ofrecer mejores condiciones en los trámites de licencia de funcionamiento y uso de suelo. Cada ayuntamiento tiene características y un marco jurídico diferente, lo que pretendemos en este momento es homologar, en la medida de lo posible los trámites que se ofrezcan para que sean más eficientes”, argumentó.