Rechazan la propuesta de gravar edulcorantes

La medida desvirtúa el objetivo de combatir la obesidad y penaliza el uso de azúcares cuando lo que debe desincentivar es el uso excesivo o inadecuado de los mismos.
Afectaría a la industria jalisciense
Afectaría a la industria jalisciense (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Ante la intención de substituir la propuesta de gravar con un peso el litro de bebidas saborizadas, por una propuesta diferente de gravar con 2 pesos el kilo de edulcorantes, la industria tequilera se manifestó en contra de la medida pues desvirtúa el objetivo de combatir la obesidad y penaliza el uso de azúcares cuando lo que debe desincentivar es el uso excesivo o inadecuado de los mismos.

El impuesto afectaría a la industria jalisciense debido a que la bebida nacional cuenta con dos categorías de producto: la primera es “Tequila 100% de Agave”, en la cual todos los azúcares fermentables deben provenir del Agave que cumple con la normatividad; la segunda categoría es “Tequila” o también conocida como “Tequila 51/49”, en la cual al menos un 51% de sus azúcares deben provenir del agave normado, mientras que el 49% restante puede provenir de otras fuentes de edulcorantes, las mismas que eventualmente quedarían gravadas de prosperar esa nueva propuesta de IEPS para combatir la obesidad.

“El azúcar que la industria tequilera, así como otras industrias de bebidas alcohólicas, utiliza es una materia prima que sufre una transformación bioquímica para convertirse en alcohol, por lo que dichos azúcares no son endulzantes y no inciden directamente en los serios problemas de obesidad que existen en nuestro país” manifiestan en un documento emitido por los empresarios del ramo.

Con ello el gravamen que se está considerando incidiría directamente en los costos de producción del Tequila 51/49, la cual hoy en día representa más del 60 por ciento de la producción total de Tequila y es la base de las exportaciones tequileras, ya que la gran mayoría de este producto se envía al extranjero.

Agregan que “de aplicarse este nuevo impuesto como se pretende, el impacto en costos directos para la producción de tequila sería de cerca de $160 millones de pesos al año”.