Realidad virtual, nueva apuesta de Microsoft

“Los HoloLens, proyecto que puede darle forma a la siguiente era de la computación”: analistas.
Esperan recuperar la gloria que perdieron ante Apple.
Esperan recuperar la gloria que perdieron ante Apple. (Mathew Tostevin/Reuters)

Microsoft admitió esta semana que se perdió el mercado de móviles, pero los analistas creen que tiene una mejor oportunidad en lo que puede ser la próxima gran plataforma de tecnología: la realidad virtual.

Hasta el momento, Oculus Rift, de Facebook; Valve y Vive, de HTC, y Project Morpheus, de Sony, son los que llevan la delantera en el sector, que se espera despegue el próximo año, cuando salgan a la venta la mayor parte de los dispositivos.

Pero el HoloLens de Microsoft lleva la tecnología un paso más adelante, a una “realidad aumentada” o “realidad mixta”. El casco superpone las imágenes digitales en la pantalla transparente que también le permite al usuario ver el mundo real.

Las primeras demostraciones incluyeron jugar Minecraft, el juego de construcción de mundos que compró Microsoft en 2 mil millones de dólares, diseñar una motocicleta o dar instrucciones de hágalo usted mismo a través de Skype, aunque la compañía no precisa cuándo saldrá a la venta el dispositivo.

“Es más que solo una demostración brillante”, dice Brian Blau, analista de Gartner Research. “Es real y funciona bastante bien, por lo que es”.

El proyecto es por una cierta distancia la más atractiva de las iniciativas de Satya Nadella como presidente ejecutivo de Microsoft. Así que probablemente su reputación depende de tener éxito con los HoloLens, incluso si es poco probable que sea financieramente tan importante para la compañía en el corto plazo como los software de Windows 10 o el Office 365.

Cuando se dieron a conocer los HoloLens, en enero, los analistas de CCS Insight los llamaron “un vistazo en un proyecto que puede darle forma a la siguiente era de la computación”. Los analistas también lo vieron como “un importante respaldo a los cambios bajo el liderazgo de Nadella”, porque sacó el dispositivo de los laboratorios de investigación y desarrollo de Microsoft y lo impulsó hacia su lanzamiento comercial.

Los venerables laboratorios de investigación de Microsoft ya lograron avances tecnológicos anteriormente, pero la compañía no siempre tuvo éxito al comercializarlos, como son testigos sus esfuerzos anteriores en relojes inteligentes y tabletas. Incluso, a seis meses de su debut, los prototipos más recientes de los HoloLens mostraron una reducción en el campo de visión de los objetos digitales, y problemas como la duración de la batería para los casos desconectados, que siguen como una gran interrogante.

“No sé si el bombo (publicitario) que intentan darle al producto y el ciclo de desarrollo de producto satisfagan las expectativas de todo mundo”, dijo Blau. Microsoft no logró convencer a los desarrolladores de aplicaciones para trabajar en su plataforma de relojes inteligentes, y tal vez tenga problemas para atraerlos de nuevo de Apple y Google para que trabajen en proyectos para el HoloLens, agregó.

Sin embargo, si la compañía puede resolver esos retos técnicos y comerciales, las oportunidades pueden ser enormes.

Tim Merel, director general de Digi-Capital, una asesoría con sede en Silicon Valley, estima que la realidad virtual y la realidad aumentada pueden convertirse en un mercado de 150 mil millones de dólares en 2020.

“Los HoloLens le pueden dar a Microsoft una gran ventaja sobre sus competidores y (de esta manera) recuperar la gloria que perdió ante Apple en la última década”, dijo Merel.