“Queremos ser fuertes donde no somos, como auto y hogar”

La estrategia es atraer segmentos más jóvenes y utilizar las sucursales de la firma como canal de distribución. Quieren que el seguro vehicular, aparte de obligatorio, se homologue con el pago de ...
Agustín Polanco: de casas habitación, apenas 5% está asegurado; el gobierno debería sacar más iniciativas para proteger a los dueños.
Agustín Polanco: de casas habitación, apenas 5% está asegurado; el gobierno debería sacar más iniciativas para proteger a los dueños. (Jessica Espinosa | Notimex)

México

Seguros Banamex está ligada al banco más grande del país y es la quinta en general, pero hay ramas en las que no compite con tanta fuerza, de ahí que su objetivo a mediano plazo sea claro y conciso: ser líder en automóviles y casa habitación.

En conversación con MILENIO, Agustín Polanco, director general del brazo asegurador de Banamex, explicó que por ahora su oferta se enfoca en vida y accidentes, pero para ir más allá la clave está en involucrar a los jóvenes y sobre todo en aprovechar como un canal de distribución las más de mil 700 sucursales que tiene el banco.

Este es un año clave para el crecimiento de Seguros Banamex, continuó el directivo, pero también es relevante para el sector en general, toda vez que será de preparación para asumir todos los cambios que trae consigo la nueva Ley de Seguros y Fianzas, además, está el reto de dejar de ser el “sector de las letras chiquitas”.

¿Qué dejó 2014 al sector?

Tuvo cosas positivas, como el seguro obligatorio de autos en caminos federales, lo que permitirá elevar el nivel de aseguramiento en México, pues ahora apenas 27 por ciento de la flotilla de automóviles tiene póliza de seguro. Eso no solo aumenta el volumen de negocio, sino también la conciencia del público sobre la necesidad de estar cubierta, se trata de una medida que ha impulsado el sector asegurador de otros países.

¿Es suficiente con el seguro obligatorio?

Queremos que se generalice más; por ejemplo, que sea más amplio y no solo en caminos y puentes federales, que se homologue con el pago de la tenencia o con la renovación de la licencia, de esa forma las personas estarán realmente protegidas en todas partes. El ramo de autos es muy importante, es el seguro que más predomina, como referencia, si piensas en casa habitación, solo 5 por ciento está asegurado.

¿Faltan más seguros de ese tipo?

El más claro es el de autos, pero pueden venir otros, como el de gastos médicos. Hoy gran parte de la población está cubierta por el Seguro Social, pero mucha gente no tienen nada, y el gasto que tienen en salud les afecta demasiado. Si pudiéramos tener una protección universal, en la que participe el sector asegurador privado y el Estado, sería benéfico. Lo mismo con uno de casa habitación, puede estar ligado al predial; es decir, un pequeño pago extra que proteja en eventos naturales, que como es sabido hay en todo el país. Pero son iniciativas que deben salir del gobierno.

¿Qué les dejó 2014?

Nosotros hemos venido ganando terreno, crecimos en primas por arriba de 10 por ciento; además, nos ubicamos como la empresa número uno en banca de seguros y la quinta general.

¿En qué se va a enfocar la aseguradora de ahora en adelante?

Queremos ser líderes en autos y hogar. Ya lo somos en vida y accidentes, pero queremos fortalecer donde no lo somos, por ejemplo, en autos; ahí nuestra cartera es chica, pero la que más rápido crece de banca seguros la duplicamos en un par de años, y eso lo seguimos potencializando.

¿Con qué estrategia planean lograrlo?

¿Quién mejor posicionado que nosotros, que como banco tenemos acceso a toda la cartera de clientes? Lo que queremos es hacer una oferta integral, de manera que éste sea el banco que les solucione todo, desde ahorro, crédito y protección.

Surgimos hace 20 años para atender un segmento que no estaba cubierto por las aseguradoras tradicionales; hemos llevado la cultura del seguro a un segmento de clientes que van a la sucursal y en menos de tres minutos pueden salir con un seguro de vida, algo que hace unos años era impensable.

La nueva ley de seguros depurará el sector, ¿ven factible crecer con una adquisición?

Nuestro enfoque es aprovechar al máximo los canales de distribución que tiene el banco, contamos con una base de clientes muy importante y un poder de distribución de mil 700 sucursales; nuestro enfoque estará basado en un crecimiento orgánico y buscaremos aprovechar al máximo los puntos de distribución, canales y venta cruzada con los otros productos. Aunque es un hecho que, con la nueva ley, algunas aseguradoras chicas tendrán que vender o salir del mercado.

La gente sigue viendo el seguro como algo “satanizado”, ¿cómo cambiar esa visión?

Hay varias iniciativas, entre ellas que el lenguaje de los seguros sea más claro, seguimos usando palabras como siniestro, cobertura y exclusión, mismas que pueden ser no entendidas por todo el público. Por eso tenemos un proyecto para redefinir cómo les presentamos a los clientes la información de una forma más clara y así sepan para qué le sirve su seguro, qué les cubre y qué no. Tradicionalmente nos dicen que tenemos las letras chiquitas, pero queremos ser la aseguradora de las letras grandotas.

¿Dónde está la clave para desarrollar el sector?

Está en los jóvenes. Creo que hay que estar en los medios que los jóvenes utilizan, por ejemplo el celular. Tenemos que estar en el momento adecuado con ellos, es decir, cuando compran su primer coche, su primera casa o cuando deciden formar una familia. Si logramos ponerles las coberturas adecuadas y con precios accesibles habrá una población más precavida, lo cual nos ayudará a llegar al objetivo de representar 3 por ciento del producto interno bruto.

¿La reforma fiscal detuvo el crecimiento de las aseguradoras?

Algo bueno para el sector fue que no se impuso IVA a las primas de seguros, en ese sentido no hubo daño. Las afectaciones vinieron por el impacto general de la economía y por el hecho de que se limitó la deducibilidad general, aunque esto último se va a dar hasta que la gente haga su declaración este año.

En nuestro caso sucedió todo lo contrario, Seguros Banamex tuvo un efecto positivo en un segmento en particular. Nosotros tenemos unos productos que tienen componentes de inversión y, por ende, cuentan con beneficios fiscales, entonces, al tener una carga impositiva más alta, las personas han buscado este tipo de seguros, porque les van a permitir en el largo plazo exentar impuestos.