Queda margen para duplicar el recorte: IP

Se puede ahorrar 150 mil mdp adicionales al concentrar los programas de apoyo a vivienda y revisar los otorgados al campo.

México

Aunque el recorte de 123 mil 500 millones de pesos al presupuesto para compensar la caída de los precios del petróleo fue oportuno, se pueden ahorrar hasta 150 mil mdp adicionales al reducir gasto corriente y eliminar programas regresivos, considera el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp).

“Si de veras se quisiera hacer un esfuerzo mayor, los recursos adicionales pueden llegar hasta un punto del producto interno bruto”, aseguró en entrevista con MILENIO Luis Foncerrada Pascal, director del Ceesp.

Puntualizó que obtener esos recursos adicionales no implica detener proyectos para la inversión, pues serían extraídos mediante un proceso de “optimización inteligente y de reingeniería completa del gasto”.

Un ejemplo, dice, es que los programas de apoyo a la vivienda en diferentes dependencias gubernamentales podrían concentrarse en uno solo para reducir esquemas administrativos, duplicidades y gasto corriente.

Conavi, Fonhapo, Infonavit y Fovissste son programas promovidos por las secretarías de Hacienda y de Desarrollo Social, pero “es absolutamente absurdo tener 20 programas de apoyo a la vivienda cuando con reingeniería eliminas una gran cantidad de gasto y tienes mayor control y eficiencia”, detalló.

Para Foncerrada, hay más programas regresivos en el campo, en las que muchos subsidios benefician a los productores que menos los necesitan. Esto, afirma, se debe revisar y evaluar de mejor forma.

Respecto al llamado que hizo hace unas semanas Gerardo López Becerra, presidente de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) del Distrito Federal, dijo que así como el gobierno y las empresas recibirán menos recursos públicos por el difícil momento económico, los partidos políticos deberían devolver 10 por ciento del gasto que recibirán este año.

Por el proceso electoral se les asignó 32 mil mdp, lo que representa la cuarta parte de recorte al gasto, añadió.

“Es éticamente reprobable que mientras el gobierno, las empresas y los trabajadores se preparan para ajustar sus cinturones, los partidos políticos y sus candidatos se mantengan en la ejecución de sus campañas en un ambiente de jauja económica, que no existe”, subrayó.

A pesar de que algunos programas educativos, de salud, sociales y de seguridad concentran grandes recursos, no deben tocarse, explicó Foncerrada.

Los gastos irreductibles son en salud, aunque no en todas las áreas, “porque hay mucho desperdicio, como en las pensiones, pues no tienen sentido que la jubilación sea a los 65, porque resulta que ahora vivimos más y con mejor salud, por lo que muchos países se movieron a los 68”, explicó.

Puntualizó que para el próximo año, con el presupuesto base cero, todo lo relacionado con un buen sistema contra la corrupción debe estar entre los gastos prioritarios, para atacar también la impunidad y la inseguridad.

Para finalizar, el director del Ceesp afirmó que se debe aumentar la inversión productiva, pues es la forma de mover la economía, reactivar el mercado interno y generar los empleos que se necesitan en el país.

En tanto, María Fonseca Paredes, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey campus Estado de México, dijo que al analizar la distribución del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2015 se aprecia que la mayoría de los recursos se destina al pago de transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas, que representan 26.6 por ciento del presupuesto.

Subrayó que para inversión pública solo se ocupa 10.7 por ciento de los recursos, que es el rubro fundamental para el crecimiento, pues éste se encuentra por debajo de las participaciones y aportaciones asignadas a estados y municipios, con 25.2 por ciento, y servicios personales se ubican en tercer puesto, con 16 por ciento de los recursos.

Fonseca dijo que al revisar los recursos asignados a los gastos de operación de los ramos administrativos, el monto asciende a 133.9 mil mdp.

Así, con una disminución de 10 por ciento en dicho rubro, el ahorro sería de alrededor de 13.4 mil mdp, lo que representa una cifra superior al recorte de 11.7 mil mdp que hiciera Hacienda a los gastos de inversión en comunicaciones y transportes.

Por su parte, Rodrigo Alpízar Vallejo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), alertó sobre lo que viene para 2016 y pidió cuidar ese presupuesto “más que nunca, en un ánimo de corresponsabilidad y reciprocidad”.

El líder empresarial dice que los industriales enfrentarán el impacto de una “carga tributaria que aumentará entre 12 y 14 por ciento en este periodo de declaraciones.”

Mercado débil

tSi no se reactiva el mercado interno, mediante el consumo y la inversión, la economía no creceá más de 3 por ciento, advierte el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp).

En su análisis económico semanal puntualiza que el comercio exterior o las reformas estructurales no deben ser el único motor de  crecimiento, sino fortalecer el empleo y las percepciones mediante el aumento en la productividad.

Según el Ceesp, el desempleo creció, pues al cierre de 2014 se registraron 3 millones 973 mil 973 personas sin trabajo; es decir, 730 mil 926 más que al cierre de 2007.

En tanto, la población económicamente no activa disponible concentra 5 millones 834 mil 585, cifra que supera en 709 mil 302 lo registrado en 2007.

Para el Ceesp, la dificultad para conseguir empleo incide de manera negativa en la evolución de los salarios, toda vez que la necesidad de ocuparse lo más pronto posible propicia que los trabajadores estén dispuestos a recibir un pago inferior al previo o a sus capacidades.

Agrega que la precarización del mercado laboral reduce la capacidad de compra de los hogares, lo que limita el consumo e inhibe el fortalecimiento del mercado interno. 

(Luis Moreno/México)



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]