¿Qué datos económicos hay que seguir esta semana?

Esta semana será importante prestar atención en la evaluación del entorno económico nacional y externo, así como a las expectativas de inflación, señalaron analistas del mercado.
Una mujer comprando en un supermercado Whole Foods, en Nueva York.
(Reuters)

Ciudad de México

Aunque no se anticipan cambios en la tasa de interés de referencia en el anuncio de política monetaria que esta semana hará el Banco de México (Banxico), sí será importante prestar atención en la evaluación del entorno económico nacional y externo, así como a las expectativas de inflación, señalaron analistas del mercado.

También se publicará el resultado de la encuesta de expectativas que el Banxico realiza a los especialistas del sector privado, en el que destacarán las previsiones de crecimiento económico y tipo de cambio; asimismo, se dará a conocer el monto de las remesas de marzo, para el que se anticipa un resultado positivo, impulsado por la buena dinámica de empleo en Estados Unidos; además se revelarán cifras de la confianza del consumidor de abril y la inversión fija de febrero.

En su última reunión de política monetaria, la Junta de Gobierno del Banxico mantuvo en 3.75 por ciento la tasa de interés de referencia; no obstante, señaló que si bien se observó una disminución en la volatilidad financiera mundial y los precios del petróleo mostraron una recuperación, lo que contribuyó a una apreciación del tipo de cambio, persiste el riesgo de que el entorno internacional muestre un deterioro adicional y se observe una depreciación desordenada del peso, lo que contaminaría las expectativas de inflación.

En tanto, la última encuesta a especialistas del sector privado reveló que éstos anticipan un menor crecimiento de la economía nacional, pues consideran que los principales elementos que obstaculizan el crecimiento económico son la debilidad del mercado externo y la economía mundial, la inestabilidad financiera internacional, el precio de exportación del petróleo y la caída de la producción de crudo; adicionalmente, prevén una mayor depreciación del tipo de cambio.

Para las remesas, que en febrero pasado alcanzaron un monto de 2 mil 93 millones de pesos, lo que implicó un alza de 13.6 por ciento en relación con el mismo mes de 2015, el área de análisis de Scotiabank  considera que la solidez del empleo en Estados Unidos, en particular del sector constructor y del número de trabajadores de origen latino, aunado a la depreciación del peso frente al dólar, siguen estimulando los envíos de dinero a México.