Puente binacional Tijuana-San Diego movilizará 2 millones de pasajeros

La obra tuvo una inversión mexicana de 185 millones de pesos y por la parte norteamericana de 180 millones de dólares.

Ciudad de México

El puente binacional entre el Aeropuerto de Tijuana y San Diego, agilizará el tránsito de dos millones de pasajeros que cruzan la frontera anualmente y en diciembre registrarán entre dos mil 500 y tres mil cruces, estimó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, supervisó la operación de la Conexión Peatonal Aeroportuaria Tijuana-San Diego en el Aeropuerto Internacional “General Abelardo L. Rodríguez” de la ciudad de Tijuana, Baja California.

Desde el inicio de operaciones, el 9 de diciembre de 2015, el puente ha registrado un flujo diario promedio de mil 500 pasajeros y la expedición de mil permisos migratorios I-94. Además, registró entre dos mil 500 y tres mil cruces diarios durante el periodo decembrino.

La obra tuvo una inversión mexicana de 185 millones de pesos y por la parte norteamericana de 180 millones de dólares. Tiene un costo de 12 dólares por personas. Consta de un puente de 48 metros de longitud e instalaciones de 600 metros cuadrados de superficie.

El puente conecta al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Tijuana, Baja California, con instalaciones migratorias, comercios y servicios propios de una terminal aeroportuaria en Otay Mesa en San Diego, California.

Esta terminal permite a los usuarios del Aeropuerto Internacional de Tijuana cruzar a Estados Unidos de forma rápida y directa, sin salir de las instalaciones aeroportuarias y posibilita el ingreso directo a personas provenientes de Estados Unidos para tomar vuelos nacionales o internacionales desde Tijuana.

En la visita estuvieron el comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, Gil Kerlikoswke, así como representantes del Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y Cross Border Xpress (CBX).

En un comunicado la SCT informó que la Conexión Peatonal Aeroportuaria Tijuana-San Diego es resultado de la colaboración entre los gobiernos de México y Estados Unidos, así como de su compromiso constante por conseguir el objetivo común de contar con una frontera moderna y segura.