Puebla es clave para el crecimiento automotriz

En el foro Mexico’s Auto Industry Conference, Eduardo Solís dijo que hay altos índices educativos y mano de obra de clase mundial
Eduardo Solis Presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.
Eduardo Solís Sánchez, presidente de la AMIA. (Foto: Gabriela Martínez)

Puebla

Puebla se perfila como un estado clave para el crecimiento de la industria automotriz en México con la llegada de la nueva planta de Audi, la expansión de la armadora Volkswagen y la cadena de proveedores, señaló el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís Sánchez.
En el marco del foro “Mexico’s Auto Industry Conference 2013” que se realiza en el Centro Expositor de la capital, dijo que el sector automotriz en Puebla representa más del 40 por ciento del Producto Interno Bruto del estado, lo que incide en la generación de empleos e inversión.
“Puebla, con unos de los más altos índices educativos y mano de obra de clase mundial, resulta fundamental para el crecimiento de nuestra industria. Las nuevas inversiones que se han anunciado y se han materializado en el estado es muestra de ello creo que el estado tienen un futuro importante para la industria”.
Durante su ponencia, Solís Sánchez subrayó que el sector automotor en México se mantiene estable y cerrará el año con un crecimiento de 4.5 por ciento, motivado por las exportaciones sobre todo hacia Estados Unidos, donde once de cada cien autos que se venden son de origen mexicano.
Agregó que esta es de las más atractivas en materia de inversión, ya que solo en el año 2012, atrajo un capital de 861.7 millones de dólares.
Hoy en día, México es el octavo productor de vehículos y el cuarto exportador a nivel mundial, además, es el tercer proveedor de vehículos para el mercado estadounidense, por detrás de Canadá y Alemania.
“Esta industria contribuye con 3.5 por ciento total del Producto Interno Bruto del país y 19.8 por ciento del PIB de la industria manufacturera, impactando a más de 23 sectores industriales”.
En materia de ventas, dijo que el promedio asciende a poco más de un millón de vehículos al año año, sin embargo, “deberíamos estar vendiendo más”, por lo que el gobierno federal debe trabajar en la aplicación de normas para no permitir el ingreso de “vehículos chatarra” y se legisle en rubros como seguridad y medio ambiente.
Enfatizó en la importancia de la cadena proveedora de insumos automotrices instalada en el país, mano de obra calificada y remuneraciones, como factores que contribuyen al crecimiento de esta industria.