Prohíben a bancos las ventas obligadas

De esta manera, el usuario será quien decida la institución financiera que más le convenga para contratar el servicio o producto financiero que requiera.

Monterrey

A partir del 10 de abril de este año ninguna institución que ofrezca productos o servicios financieros podrá establecer u obligar a los clientes e incluso condicionar en la contratación de un producto o servicio la apertura de una cuenta de depósito, o bien la adquisición de un seguro determinado, informó la Condusef.

En la reciente reforma financiera se prohíbe las ventas atadas, de ser así serán sancionadas por la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de Servicios Financieros, con lo que se prevé que en caso de los créditos, las compañías de seguros podrán tener una mayor apertura en el mercado y ofrecer productos que sean útiles tanto para los usuarios como para los otorgantes del crédito.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dijo que los usuarios de servicios financieros no podrán ser obligados por ninguna institución financiera para contratar el servicio de banca por internet avanzado o con costo al abrir una cuenta de depósito.

Tampoco en la contratación de algún pagaré liquidable al vencimiento, ya no se podrá condicionar la apertura de una cuenta de depósito, como cuenta eje.

La Condusef señaló, que en el caso de los créditos de nómina, se prohíbe la condicionante de contratar un seguro determinado de vida o de desempleo para solicitar este tipo de créditos con determinada aseguradora, es decir, el cliente podrá presentar el que más le convenga.

El organismo mencionó que ya no se podrá obligar al cliente a contratar el seguro de vida con incapacidad total y permanente, así como el aseguramiento del vehículo con el mismo grupo financiero o la asegurado que tiene convenio con la institución otorgante del crédito. Es decir, el cliente podrá hacerlo con la institución que más le convenga.

En cuanto a los créditos garantizados a la vivienda, el organismo defensor de los usuarios de servicios financieros, señaló que al adquirir una vivienda, ya no podrán obligar al cliente a contratar una cuenta de cheques para realizar los depósitos de los pagos, la contratación de seguros de vida con incapacidad total o permanente, así como seguros de daños sólo con la aseguradora perteneciente al grupo financiero.

De esta manera, el usuario será quien decida la institución financiera que más le convenga para contratar el servicio o producto financiero que requiera.