"Torreón necesita alta calidad de vida"

Eduardo Holguín, director del IMPLAN Torreón, aseguró que el mayor uso del automóvil en otros tiempos era significado de progreso y ahora, significa una reducción en la calidad de vida.
Eduardo Holguín, director del Implan Torreón.
Eduardo Holguín, director del Implan Torreón. (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

Aunque el IMPLAN es prácticamente algo nuevo en las administraciones municipales, ya han tomado un lugar y la intención de crear una estructura política pública desde ellos para incidir en desarrollo económico, es uno de sus planteamientos.

Eduardo Holguín está a cargo de este Instituto en Torreón. "Creo que los IMPLANES de tercera generación deben entrar ya en el desarrollo económico y vamos a aprovechar que estamos aquí los de las ciudades del Corredor y trabajar con ellos en la posibilidad de una agenda para elevar la competitividad".

Ante la pregunta de ¿qué aporta Torreón al Corredor? La respuesta es: un eje muy interesante manufacturero, de conectividad, con gran posición geográfica en el norte del país, cercanía con EE.UU.

Bajar la participación del carro en las ciudades simboliza calidad de vida y en la región lagunera, está pasando a la inversa, por lo que se pude llegar a perder inversiones.

Destacó proyectos de calle completa en La Laguna, basados en un sistema de información que es generado por datos diversos recabados desde varios flancos.

Por ejemplo, un nuevo reglamento que privilegia el espacio público y que pronto se va a aprobar por el cabildo de Torreón, un plan de desarrollo urbano georreferenciado y uno de movilidad urbana. Proyectos que han ido convenciendo al gobierno.

"A Torreón para tener un calado más exitoso, le falta un ordenamiento urbano que lo vuelva una ciudad de alta calidad de vida como la que pretende Monterrey". Aquí, dijo, no hay ni banquetas, están ocupadas muchas veces por los carros.

Como dato interesante, habló de que en diez años, la mancha urbana creció 7.5 veces, en contraparte con la población, que creció a 3.5, una expansión casi sin razón, que densifica en algunos puntos y en otros no.

Otro problema que tiene Torreón y casi por extensión La Laguna, es que el 50% de la movilidad en la ciudad se realiza en vehículo automotor, comparado con un 25% de gente que lo hace en León, Guanajuato.

Incluso en Monterrey el porcentaje de gente que usa coche es menor. Aunque en otros tiempos el auto era señal de progreso, ahora ya no.