Profeco previene sobre paquetes "todo incluido"

La contratación de servicios por teléfono o vía internet, se presta para que el usuario no lea a detalle las especificaciones, por lo que al llegar a los destinos, surgen las "sorpresas" económicas.
La Profeco invita a la ciudadanía a tener precaución al comprar los paquetes de "todo incluido" en vacaciones.
La Profeco invita a la ciudadanía a tener precaución al comprar los paquetes de "todo incluido" en vacaciones. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

En La Laguna, la Procuraduría Federal del Consumidor ha recibido quejas de consumidores que se han visto afectados al contratar paquetes turísticos denominados "todo incluido".

Alfredo Mafud Kaim, subdelegado de la dependencia, destacó la necesidad de que el consumidor solicite información detallada de lo que contrata, de manera que no se vea sorprendido con algún abuso por parte de los prestadores de servicios.

"En estos días hemos recibido quejas de algunos consumidores, la situación económica es difícil, tomar la decisión de realizar un viaje, se tiene que hacer un ahorro para que sea un viaje placentero, pero de lo contrario puede ser muy complicado", indicó.

Explicó un caso concreto que se presentó en la subdelegación, una familia contrató un paquete todo incluido, concepto en el que se considera transporte, alimentación y hospedaje.

"Hay que checar la página de internet en donde viene información de los sitios confiables en que se puede contratar algún servicio turístico".

Pero "no estamos acostumbrados a que nos manden por escrito lo que implica el todo incluido, pero finalmente cuando llegan al hotel, hay restricciones, donde no incluyen ciertos productos, ciertos alimentos y bebidas".

Destacó que el usuario o consumidor debe solicitar por escrito esta información y qué no está incluido en el paquete, "y de esta manera el consumidor decide si conviene o no".

Otro caso es de una persona que sí pidió esa descripción de la información pero se la enviaron en inglés y se prestó a confusiones."Estos casos se contrataron vía internet, vía telefónica con el hotel".

Por lo que resulta necesario contar con la mayoría de la papelería y documentación para que la Profeco pueda auxiliar a los consumidores.

Ha habido casos en donde las familias tuvieron que desembolsar el efectivo para comprar la alimentación, por lo que ya se está negociando con los hoteles para llegar a un arreglo.

Recomendaciones, "precaución cuando se invitan a desayunos gratuitos y quieren vender los tiempos compartidos, las empresas son hábiles para que el cliente firme, y al final no se cumple con los ofrecimientos, pero se debe tener mayor información al respecto para evitar sorpresas".