Falta personal en Profeco para revisar gasolineras: asociación

Al Consumidor AC indicó que la ausencia de empleados, presupuesto y voluntad no permiten el accionar de las autoridades regulatorias en estos negocios.
La ausencia de inspecciones se debe en gran medida a la falta de presupuesto.
La ausencia de inspecciones se debe en gran medida a la falta de presupuesto. (Foto: Raúl Palacios)

Monterrey

La falta de personal, presupuesto y limitantes estructurales, han hecho que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no dé resultados en sancionar a aquellas gasolineras que roban a sus clientes, reveló Daniel Gershenson, representante de la organización Al Consumidor A.C.

Gershenson destacó que a nivel de estados tampoco se ejercen facultades de las delegaciones locales porque hay intereses de por medio.

"Tendríamos que poseer un ejército de verificadores haciendo labor de campo prácticamente las 24 horas al día", refirió.

Los dueños de las gasolineras, detalló Daniel, también cuentan con las mínimas posibilidades de enfrentar la justicia por prácticas desleales.

"Es realmente un negocio redondo sobre todo si asumimos que hay muy pocos verificadores y verificadoras que estén emprendiendo una labor intensiva de inspección", expuso.

El hecho de no realizar más inspecciones o verificaciones para sancionar, indicó, se debe a un problema incluso de presupuesto y falta de voluntad de los entes reguladores.

"(Los encargados de verificar) se pueden contar prácticamente con los dedos de una mano los que tienen, puede que me este equivocando pero si no son ocho, igual son como 20", señaló.

Mientras no haya una autoridad fuerte y con recursos jurídicos consolidados, aseguró, las gasolineras seguirán con prácticas "tramposas".

"A nivel municipal, estatal y federal no existe ningún deseo por parte del gobierno de meter en cintura a estos malos proveedores", expuso.

Por más que la Profeco busque actuar contra los responsables, dijo, también existen muchas limitaciones institucionales.

"La visión que se tiene de la procuraduría es muy paternalista... aun partiendo del supuesto que Profeco quisiera actuar en consecuencia, existen muchas limitaciones institucionales que evitan que realmente se pueda empezar a corregir un problema".

Como parte de las acciones para robo de combustible, Daniel Gershenson indicó que se han detectado "diablitos" y softwares que se desactivan cuando llegan los inspectores de Profeco.

"Muchas veces los empleados de las gasolineras ya saben cuándo y en qué circunstancias van a llegar los verificadores, entonces también hay un trasfondo de una enorme corrupción que no abona a la eficiencia del manejo de las gasolineras", expuso.

En el caso de Nuevo León, donde se ha dado a conocer que en los últimos tres años al menos 199 gasolineras han resultado con posibles anomalías, Daniel definió como lamentable el hecho de que la delegación de la Profeco en el estado no actué para dar seguimiento a los casos de robo de combustible.

Al Consumidor A.C. se ha encargado de revelar una lista -que les fue proporcionada anónimamente- de gasolineras en Nuevo León y el país que "dan litros de menos".

La lista puede encontrarse en la siguiente página http://www.alconsumidor.org/noticias.phtml?id=1299.