ANTAD apoya a Profeco para evitar aumentos injustificados

Profeco avisó que afuera de algunas tiendas de autoservicio había cartulinas notificando alza de precios por los nuevos impuestos, la ANTAD asegura que trabaja con la dependencia para evitar abusos.
La ANTAD se suma a los trabajos de Profeco para verificar que se mantenga el precio de los productos cuyo costo no es afectado por nuevos impuestos
La ANTAD se suma a los trabajos de Profeco para verificar que se mantenga el precio de los productos cuyo costo no es afectado por nuevos impuestos

Ciudad de México

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) aseguró que trabaja de manera coordinada con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para proteger los intereses de los compradores de bienes y servicios.

Lo anterior, después de que la Profeco retirara de tiendas de autoservicio y conveniencia carteles que anunciaban al consumidor el cobro de los impuestos Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) y al Valor Agregado (IVA), con el argumento de la reforma fiscal.

En ese sentido, la asociación dijo a Notimex que se mantiene en comunicación y coordinación con la Procuraduría para realizar acciones conjuntas "en beneficio de los consumidores".

El 31 de diciembre pasado, la Profeco inició labores de verificación, supervisión y sanción para impedir el alza de precios en tiendas de autoservicio, departamentales y de conveniencia, previo a la entrada en vigor de la recién aprobada reforma hacendaria.

Como resultado de este operativo, personal de la Profeco encontró diversos carteles con información incorrecta sobre aumentos injustificados de precios en perjuicio de la economía familiar.

Ante ello, la institución pidió a los establecimientos comerciales eliminar, a la brevedad, ese tipo de carteles, "porque más que orientar al público consumidor lo confunden, al contar con información falsa o errónea", dijo en su momento el titular de la dependencia, Alfredo Castillo Cervantes.

El funcionario aclaró que "la Profeco no tolerará que con el pretexto de la reforma hacendaria se aumenten los precios -salvo en los casos que efectivamente se trate de la aplicación de un impuesto- o se manipule la información en perjuicio de los consumidores".