Productores estadunidenses de "shale" apuestan por México

Mientras Donald Trump propone levantar un muro a lo largo de la frontera, compañías energéticas la perforan con sus ductos.
Los distribuidores ya trabajan en la frontera.
Los distribuidores ya trabajan en la frontera. (Paola García)

Nueva York y Ciudad de México

Donald Trump quiere un muro a lo largo de la frontera norte de México. Las compañías de energía la perforan con sus ductos.

Colocan tubos de acero, algunos por debajo del lecho del Río Bravo, para exportar miles de millones de pies cúbicos de gas de esquisto de Estados Unidos a mercados en Nuevo León, Guanajuato y otros estados de México.

Los envíos pueden destapar silenciosamente un mercado estadunidense sobresaturado, con volúmenes que rivalizan con las exportaciones tan aclamadas de las costas del nuevo gas natural licuado (GNL).

Las mayores ventas de gas a México probablemente no lleguen lo suficientemente pronto para los productores de energía. El invierno más cálido en la historia dejó en almacenamiento 2.5 billones de pies cúbicos de gas en EU, la mayor cantidad en la historia al momento de terminar la temporada del uso de calefacciones. La Administración de Información de la Energía de Estados Unidos cree que los precios del gas van a tener un promedio de dos dólares por millón de unidades térmicas británicas este año, el más barato desde 1998.

“Hay un enorme potencial de beneficio económico para los productores de EU al poder enviar gas al otro lado de la frontera con México”, dijo David Porter, presidente de Texas Railroad Commission, un regulador de energía del estado, en el Foro de Infraestructura de Energía FT en Houston la semana pasada.

Para México, las importaciones de gas alimentarán las plantas eléctricas que cambian al petróleo como combustible de generación y es una respuesta al empuje del gobierno para disminuir los costos de electricidad de los fabricantes. El gas natural se utiliza para 60 por ciento de la generación de energía del país, dice Goldman Sachs.

“Hay mucha demanda latente”, dice José Manuel Carrera, director de alianzas y nuevos negocios de Pemex, la compañía petrolera estatal.

El año pasado, Estados Unidos produjo un récord de 74 mil millones de pies cúbicos por día (cuft/d) de gas natural; exportó 2 mil 900 millones de cuft/d a México. Pemex dice que su producción nacional de gas cayó 4.4 por ciento a 5 mil 500 millones de cu ft/d en 2015.

IHS Energy estima que las exportaciones de gas de EU a México aumentará a 4 mil 400 millones cu ft/d para 2020, y algunos analistas y ejecutivos prevén incluso más. Las exportaciones de GNL de Estados Unidos —que se anuncian como un salvavidas para los productores de esquisto— no superarán las exportaciones de gas a México hasta 2019, estima IHS.

Nina Fahy, de la consultora PIRA Energy, considera que las ventas adicionales para México, las exportaciones de GNL y el sector de fabricación de EU con un uso intensivo de gas serán las “tres grandes” fuentes nuevas de demanda para el gas estadunidense hacia finales de la década.

Al ver un mercado en expansión, los inversores canalizan dinero a los ductos hacia México, con el aliento de las reformas que terminaron con ocho décadas de monopolio estatal en el sector de energía.

El mes pasado, Oneok Partners, un grupo de ductos de EU, y Fermaca, una compañía mexicana de infraestructura de gas, terminó la primera fase del ducto Roadrunner, que une a la cuenca Permian del oeste de Texas con la frontera. Una segunda fase en construcción hará que la capacidad de Roadrunner sea de 570 millones de cuft/d.

Este verano, el gasoducto de Los Ramones II se prepara para abrir con una capacidad de mil 400 millones de cu ft/d, para transportar el esquisto de Eagle Ford en Texas a las puertas de la Ciudad de México.

“Es una infraestructura vital para México, ya que cambia la quema del combustible diésel a finalmente usar gas natural” para generar más energía, dice Mark Florian, director del fondo de infraestructura de First Reserve, un inversor en el ducto Los Ramones II.

Se tiene previsto que un tercer ducto, con un tamaño de 2.6 mil millones de cu ft/d, funcione por debajo del agua del Golfo de México de Texas a Veracruz, en la costa este de México.

El gas entubado lastima las importaciones de GNL que se transporta por agua hacia las costas del este y oeste de México, de acuerdo con Platts Analytics, lo que subraya cómo la producción de esquisto de EU se extiende a lo largo de los mercados globales de energía.

Un plan a cinco años pide sumar 5 mil 159 kilómetros a la red de gasoductos nacionales de México con la construcción de 13 líneas, de acuerdo con Cenegas, la agencia que administra el sistema de transporte de gas.

Platts pronostica que la capacidad del ducto entre EU y México aumentará más del doble, a alrededor de 14 mil 700 millones de cu ft/d para 2019, mucho más que las importaciones previstas. El espacio de ducto excedente asegurará que México pueda tener suficiente gas proveniente de EU en días de máxima demanda, ya que hay poco espacio para almacenar gas en México, dice Platts.

El gas que fluye a México obliga a las compañías de energía a “replumb” (volver a instalar tubería) en la densa red de ductos que cruzan Texas, de las cuales la más grande que se diseñó para llevar gas al norte en lugar de al sur de la frontera, dice Greg Hopper de la consultora Wood Mackenzie.

“Al final, es muy probable que México sea el socio comercial de energía más grande para Texas, mucho más grande que Lousiana o incluso que California”, dijo Hopper en el foro de Houston.

En cuanto al debate del muro en la frontera en la competencia presidencial de EU, los ejecutivos de energía dicen que las exportaciones de gas van a ser un beneficio tanto para los productores estadunidenses como para los clientes mexicanos.

“Mientras que el muro no vaya por debajo del suelo”, dice Florian, “creo que estaremos bien”.

2.5

Billones de pies cúbicos de gas almacenados en EU tras el invierno pasado, el más cálido de la historia; el volumen marcó récord

2  dólares

Precio del gas por millón de Btu estimado por la Administración de Información de la Energía de EU

 

Información adicional de: Ed Crooks en Houston.