Producción de Pemex caerá 100 mil barriles diarios por el recorte

La empresa reportó pérdidas por más de medio billón de pesos en 2015; el ajuste lo absorberán PEP y PTI, con 46.8 y 36.2 mil mdp, respectivamente.
José Antonio González Anaya, director de Pemex, aclara sobre el Plan de Ajuste a la empresa.
José Antonio González Anaya, director de Pemex, aclara sobre el Plan de Ajuste a la empresa. (Jorge González)

México

El mayor golpe del ajuste presupuestal por 100 mil millones de pesos que deberá hacer Petróleos Mexicanos lo absorberán sus subsidiarias Exploración y Producción (PEP) y Transformación Industrial (PTI), con 46.8 y 36.2 mil millones (mdp), respectivamente.

El resto se aplicará en el corporativo (13.1 mil mdp), en su área de logística (3.6 mil mdp) y 300 millones de pesos en Pemex Fertilizantes, Etileno, y Cogeneración y Servicios, informó el director general de la empresa productiva del Estado, José Antonio González Anaya.

Por el recorte se estima que la producción de petróleo se reducirá en 100 mil barriles diarios, dijo el funcionario. Asimismo, la empresa plantea posponer la inversión por 10 mil millones de pesos en aguas profundas prevista para este año.

“Es un ajuste enorme para Pemex, así es la realidad… Se oye fácil, pero va a ser un proceso difícil de llevar a cabo”, añadió González Anaya.

En cuanto al ajuste en el gasto de operación, González Anaya dijo que Pemex se quedará con pozos rentables al precio promedio calculado para este año para la mezcla mexicana de exportación, que es de 25 dólares por barril.

Para PTI, el ajuste tendrá un impacto en la construcción de infraestructura, con un nuevo plan para enfrentar las reconfiguraciones de las refinerías, pues en esta subsidiaria se contempla diferir inversiones por 35.4 mil millones de pesos.

Indicó que ese programa está diseñado para afectar en la menor medida la producción.

Pérdidas multimillonarias

A la par de detallar el plan de ajuste, la empresa productiva del Estado reportó una pérdida neta de 168.8 mil millones de pesos en el cuarto trimestre de 2015, 45.6 por ciento mayor a la registrada en el mismo lapso de 2014 (115.9 mil millones de pesos). Para todo 2015, Pemex tuvo una pérdida neta de 521 mil 607 millones de pesos, considerablemente mayor a la de 2014, cuando fue de 265 mil 203 millones de pesos; es decir, 96.6 por ciento más.

Esto, dijo la empresa, se explica por una menor rendición en operación, pérdidas cambiarias y pago de derechos e impuestos.

Si bien el pago de impuestos y derechos a la utilidad en 2015 fue casi la mitad inferior a lo canalizado al Estado en 2014,  este concepto aún representa una fuerte erogación para la empresa. En 2015 pagó a la Hacienda pública 393 mil 232 millones de pesos, 47.2 por ciento menos respecto a 2014 (746 mil 74 millones de pesos).

A pesar de esta disminución, en su reporte financiero y operativo Pemex insistió en que pese a que el régimen fiscal que se aplica desde el 1 de enero de 2015 está más alineado con el resto de la industria, la empresa aún no puede deducir la totalidad de sus costos y gastos de operación en el cálculo de impuestos y derechos. Por ello, pidió que se aligere la carga fiscal.

Sin embargo, a la pregunta de si hay un avance en las pláticas con la Secretaría de Hacienda sobre una mayor flexibilización fiscal, González Anaya dijo que no hay nada concreto hasta el momento.

Apoyo, a discusión

En este sentido, el subsecretario de Ingresos de Hacienda, Miguel Messmacher, dijo que próximamente se reunirán con la empresa para discutir los posibles mecanismos y montos de apoyo que le dará el gobierno federal.

Y es que el gobierno condicionó la capitalización anunciada a finales de enero en la medida en que Pemex hiciera los ajustes que garanticen su viabilidad en el largo plazo.

Tanto González Anaya como Messmacher coincidieron en que el problema de la petrolera no es de solvencia, sino de liquidez.

Además, con dicho plan de ajuste se cumplirá con el déficit financiero aprobado para la empresa por el Congreso para este 2016, que es de 149 mil millones de pesos.

“Se prevé que el precio internacional del crudo se reduzca este año de un promedio de 50 a 25 dólares por barril, lo cual obliga a ajustar el presupuesto en aproximadamente 100 mil millones para cumplir con la meta anual de balance financiero”, dijo el director de Pemex

El año pasado los ingresos de la petrolera cayeron 26.5 por ciento, al alcanzar 1.16 billones de pesos, mientras que en 2014 fueron 1.58 billones de pesos. El pasivo total de la petrolera ascendió a 3.10 billones de pesos, 7.2 por ciento más en comparación con 2014.

Dentro de ésos, el pasivo laboral se logró reducir en 194 mil 703 millones de pesos, para quedar en 1.27 billones de pesos, derivado de las negociaciones que hizo con su sindicato el año pasado.

González Anaya se rehusó a decir si este año, dentro del ajuste, se contempla un recorte de personal; señaló que esa no es una meta de la petrolera, pues el fin es mejorar la rentabilidad y la solidez financiera, y “uno de los grandes activos son los trabajadores y los ingenieros”.

Sin embargo, el año pasado Pemex registró 14 mil 694 trabajadores menos, al pasar de 153 mil 85 en 2014 a 138 mil 391 en 2015. Finalmente, en el cuarto trimestre de 2015 la deuda con proveedores escaló a 158 mil 371 millones de pesos, cuando en el trimestre anterior inmediato se situaba apenas en 58 mil 26 millones de pesos.

Lo que viene

La meta de producción de Petróleos Mexicanos para 2016, se había estimado, antes del recorte, en 2 millones 247 mil barriles diarios de crudo.

“Hacia adelante es deseable que el régimen fiscal que se le aplique a Pemex sea comparable con el de otras empresas del sector energético.

”El que todos los participantes de la industria de petróleo y gas en México cuenten con las mismas reglas del juego es un elemento indispensable para que la reforma energética rinda todos los frutos esperados”, resalta el reporte anualizado de Petróleos Mexicano.